LOS JUEGOS DEL HAMBRE: ¿competir o colaborar?


 111639.alfabetajuega-sinsajo-020615

 

Cuando me dicen que la competencia “no es buena”, creo que no saben que la competencia también implica “diversidad”, y me hace recordar que el estancamiento social, político, económico, financiero se ha creado “acabando con la competencia”, y por ello el país se ha convertido en un tablero de monopolios: de poder, comerciales, culturales, artísticos, espirituales, laborales, políticos, mediáticos, profesionales, no lucrativos y hasta caritativos. En México, pareciera que cada jugador busca alcanzar el estado de monopolio sin importa cuál sea su “parcela”. Por ello, quien predica “la no competencia” creo que debería profundizar y extender su análisis del parque infantil y el jardín de niños al campo social del siglo XXI, y descubrir esa otra paradoja que nos demuestra que la “colaboración” entre monopolistas es lo que genera finalmente los oligópolos: los monopolios de monopolios. Por ello, el generalizar una actitud “anti competencia” puede generar una cultura anti democrática y anti diversidad. Y al promover la “colaboración”, también esta se extiende a la “colaboración interinstitucional” que beneficia al status quo, cárteles, policias, dictaduras, carcelarios, terrorista financieros, mogules mediáticos, centrales de inteligencia, escuadrones de la muerte, torturadores, psicópatas, etc. Por ello, la competencia no está peleada con la diversidad, ni el monopolio con la colaboración. Deberíamos aprender ambos comportamientos, competencia y colaboración, reconociendo críticamente cuál es la demanda de cada situación y los efectos colaterales de nuestras decisiones y acciones.

ALTERNATIVAS EN EL HORIZONTE SOCIAL


images

—¿Qué alternativa social ves en el horizonte nacional?
—Si se busca salir del atolladero histórico, la alternativa política no puede ser neoliberalismo, ni socialismo, ni capitalismo, ni fascismo. Todas estas formas políticas han fracasado económicamente, porque en realidad son modelos complejos y diversos de monopolios y dictaduras disimuladas por amplios márgenes de hipocresía internacional, por ejemplo, las mayoría de las instituciones sociales que cobran inpuestos del salario del trabajador como forma de ahorro de pensión, en realidad su dinero ya no está disponible, pregúntale a los maestros cuánto tiempo tardan para que el estado comience a pagar las mensualidades ahorradas (y devaludadas porque el ”ahorro de retiro” no gana intereses, pero el dinero si pierde valor adquisitivo), los fondos no se encuentran disponibles inmediatamente, por lo general el estado lo absorve para el gasto, para tapar déficits y la gente se queda sin su dinero. Por ello insisto en que las instituciones se han vuelto pirámides de Ponzi, ”’cundinas”, ”círculos de la abundancias de unos cuantos”, ya que al igual que los bancos, las instituciones no están obligadas a tener el dinero de sus agremiados en caja.
—¿ Y qué tipo de sistema crees que sería el que pudiera mejorar la situación social de los mexicanos?
—Para ir más allá de lo ideológico e institucionalmente político, hay que ver lo efectivo que podemos hacer, y esto es reconocer el ser-ahí y sus necesidades, es decir la calidad de vida, eso es lo que realmentre está en juego; el ecosistema, la contaminación, la alimentación, educación, economía, legalidad, justicia, responsabilidad, corrupción, el problema es que los ciudadanos siguen creyendo en el estado, no se imaginan una sociedad que en vez de endeudar a la ciudad con una sola compañía por 15 años, cada sector de la ciudad eligue entre diversas compañías que tendrán que competir en el mercado libre, es decir, no hay subvenciones y contratos estatales, hay contratros con comunidades, fraccionamientos, colonias, es decir, una compañía cobra por el mantenimiento del servicio de iluminación, si la comunidad decide votar por otra compañía al terminarse el contrato puede elegir los servicios de otras compañías. Todo esto será tan fácil como elegir tu servicio de cable y tal vez vaya incluido la iluminación pública. Creo que algo importante que es necesario resaltar, es la posibilidad de que exista una red en la que la gente pueda votar por los mejores servicios y escribir sus opiniones, hacer recomendaciones, tal como sucede en el portal de Amazon: son los consumidores los que eligen los productos, servicios y vendedores más populares, y eso hace que los precios tengan que ser muy competitivos, —ya que este sistema interactivo directo es lo más cercano que hay a un ”mercado libre”—. No obstante, hay que primeramente reconocer que México no es un ”capitalismo” porque carece de tres cosas fundamentales: no hay mercado libre, no hay ahorro, no hay crecimiento. El mercado libre es poder comerciar sin gravamen del Estado. Para que exista el ahorro, se requiere que las tasas de intereses de ahorro sean significativas para capitalizar, pero los bancos te cobran todos los servicios y con ello te chupan el medio punto de intereses que ganaste. Y no hay crecimiento porque la política del banco central de México es bajar los intereses de ahorro y emitir más papel moneda algo que genera, no solo la inflación, sino devalución del valor adquisitivo. Este es el modelo de la banca centralizada, en nuestro caso Banxico lo represente, y es monopolizado por el Fondo Monetario Internancional. Por ello, creo que una posiblidad histórica está creciendo en el mundo, y es el surgimiento del dinero y los contratos electrónicos sobre el blockchain y el modelo de Satoshi, el Bitcoin: esto implicaría poder mover el dinero y hacer contratos legales sin los bancos y sin el Estado.

BITCOIN BLOCKCHAIN MERCADO LIBRE ¿ANARCOPITALISMO?


consumo-colaborativo—Hace unos años publicaste en Fb que hiciste tu trabajo social en Nicaragua en 1989, ¿no crees que tu postura como anarcocapitalista sea una contradicción?
—No llegué a ello de la noche a la mañana, lo que aprendí en Nicaragua y Panamá fue que la revolución no tiene manual, porque cada lugar y momento es distino lo que se busca transformar. Antes no se podía hablar sobre anarcapitalismo, porque era una discusión ideológica, hoy, gracias a la tecnología block chain esa contradicción desapareció, ya que permite la decentralización del dinero y de la banca, porque todo gobierno revolucionario finalmente descubrió que si no es traído a sus rodillas, es neutralizado y tumbado mediante embargos comerciales, manipulaciones financieras e ingerencias políticas y militares. Por otro lado, la gran población ha demostrado no estár dispuesta a comprometerse en una guerra de guerrillas, ya que las ”vanguardias revolucionarias” tiene tendencia al autoritarismo y a la dictadura del partido, por ello, lo más radical que se puede hacer ahora para no apoyar a el estado y a el sistema bancario centralizado, —es no pagar impuestos y no usar su moneda fiduciaria—, ¿qué no es posible? Las criptomonedas, el block chain y las cientos de plataformas monederos de intercambio, compra y venta, hacen posible que cada individuo se transforme en su propio banco y pueda ”sacar” del control del estado y de los bancos su dinero, en este sentido es ”anarquista” (anarquismo es orden sin autoridad) pero continúa haciendo negocios, empresas, proyectos, inversiones, etc. Al tener más independencia real, cada individuo se puede asociar con otros por identificación o solidaridad, y crear empresas sustentables. El problema ahora es que muy pocos tienen ”capital semilla” para emprender, por ello no pueden comenzar a construir sus proyectos alternativos, sus grandes inventos revolucionarios, ya que el estado quiere que sigas dependiente de PEMEX, EFE, CONAGUA, BANXICO —no quiere que emigres a una ”nueva tierra”—. No obstante, los elementos, la información, las técnicas y las herramientas ya han sido inventadas y están disponibles en el mercado. Por ello, para mi los problemas políticos de las sociedades tienen soluciones técnicas que pueden trascender las aparentes contradicciones ideológicas. Si lo que se busca es la participación democrática, con la autonomía financiera generada por el block chain, cualquier ciudadano o grupo puede financiar a candidatos con absoluta transparencia, apoyar movientos y asociaciones sin temor al fraude, ya que las criptomonedas se basan en un ”libro mayor” electrónico distribuido en una cadena de miles de ordenadores por todo el mundo, y en el que se registran todas las entradas y salidas de las criptodivisas, además de que se puede rastrear la ubicación de las criptomonedas cosa que no se puede con el papel moneda aunque cada billeta tenga su propia serie, además, los billetes son blanco de los falsificadores siendo el banco central y el estado los principales en estar de acuerdo en imprimir dos tirajes de billetes con las mismas series; una para vender ”dinero barato” interbancario a los ricos (0% de intereses), y otra serie de ”dinero caro” para el resto de los ciudadanos que pagan el 17% de interes en préstamos bancarios, más los intereses por usar el Peso, si, los mexicanos pagan intereses por la emisión y uso de ”su moneda”, ya que el Banco de México no es de ”México” (no es una institución pública), es una corporación privada cuyos accionistas son protegidos legalmente con el anonimato. Romper con el cártel del dinero implica una postura anarquista o revolucionaria, pero seguir creando negocios, empresas y mercados con base a criptodivisas descentralizadas y autónomas, hace posible dejar la discusión bizantina ideológica y hablar seriamente de anarcocapitalismo como una vía de transición a nuevos experimentos sociales.

PENSAMIENTO INDUCTIVO/DEDUCTIVO Y EL FUTURO DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL


Desktop3

Ya que la mente opera mediante —relaciones causales de símbolos— que buscan describir los más cercano posible lo real; ya que lo que perciben nuestros sentidos del mundo externo se pueden traducir a números, por ejemplo: Si y No = 1 y 0. De esta manera se programan las máquinas, ya que la lógica deductiva es lo más sencillo de mecanizar. El algoritmo lógico inventado por Aristóteles es la primera máquina de producir verdad —”Platón es humano; los humanos son mortales; por lo tanto Platón es mortal”—. Esta demostración de cómo se mecaniza el pensamiento deductivo tiene sus límites, ya que existen otras lógicas, por ejemplo la experiencia humana es lógica inductiva, cuya capacidad de mover —el conocimiento de experiencias particulares a expresiones generales—, nos permite generalizar y crear conceptos. La lógica inductiva es lo que nos sigue separando de la inteligencia artificial, ya que a pesar de que las máquinas son mejores para calcular, sistematizar, detectar, vigilar, ejecutar operaciones complejas y de alta precisión; los seres humanos podemos distinguir entre un perro y otro aunque sean de la misma raza y edad; aunque tengan dos patas, no tengan cola, ni orejas — sabemos cómo huelen—. Los humanos podemos distinguir entre una emoción y un sentimiento, entre la falsedad del comportamiento y la sinceridad de una sonrisa —una máquina no puede detectar una mentira al menos de que sea un error lógico—. Las máquinas exclusivamente programadas mediante código escrito solo pueden mover conocimiento general a experiencias particulares. En cambio, las máquinas como los autómatas celulares son programas de reglas sencillas pero capaces de aprender empíricamente con base a la acumulación de experiencia. De la combinación de código escrito y la capacidad de acumular experiencia y retraerla de la memoria como respuesta al medio ambiente, nacerá la inteligencia artificial que moverá y poblará el mundo cuando las máquinas se pueden auto programar y auto reproducir.

NEUROLINK, Consciencia e Inteligencia Artificial.


Desktop2

Elon Musk, CEO de Tesla Motors “solicita voluntarios para experimento que busca conectar el cerebro a la inteligencia articial (Neurolink)”. El filósofo Slavoj Zizek nos previene aclarando que la fusión de la subjetividad humana a la máquina no es del todo segura, porque “…no podemos asegurar que no seamos nosotros los controlados…”, es decir, sin una frontera entre nuestra consciencia y la máquina, fácilmente podemos ser controlados por quienes diseñan y producen las máquinas. En otras palabras perderemos el control de “desenchufar” a las máquinas y nos abrimos a la posibilidades de ser nosotros los desenchufados, pero lo más terrorífico es que ni siquiera nos daremos cuenta de cuando esto suceda, y como le pasa a un pez en una pecera que ni siquiera sabe que está sumergido en H2O, no es descabellado preguntarse ¿por qué tanta gente cree que vivir consumiendo es la evidencia más clara de su libertad, a pesar de que somos la única especie que paga renta por vivir en su propio planeta?

MEMES, ZOMBIES Y PARÁSITOS MENTALES


th

—¿Cómo funciona la ideología históricamente?
—Opera como una banda sonara, un mantra subliminal que se traduce en un comportamiento zombi: “No saben lo que hacen, pero lo hacen”.
—¿Y cómo se vuelve la ideología “cínica”?
—Esto sucede cuando se crea consciencia de la propia inconsciencia pero se dice: “No sé lo que hago, pero aún así lo hago”.
—¿El ser humano opera como un “zombi”?
—Exáctamente, la gente no está consciente de lo vulnerable que es su mente y de lo fácil que es hackerla mediante su atención y percepción, sus miedos, deseos y sueños; facultades y estados irracionales del cerebro de los que el ser humano no tiene control, pero que las nuerociencias han permitido explotar y colonizar mediante el neuromarketing y otras herramientas telemáticas; básicamente es información sobre los puntos débiles, condicionamientos, percepción y respuesta, comportamientos irracionales, instintivos, hereditarios, fisiológicos de la especie. Las neurociencias ofrecen la “metadata” del cerebro y de su biología a las corporaciones y estados para su uso indiscriminado. Y es aquí donde se abre la trinchera de la Caosofía y la Revolución de la mente: la resistencia que emerge a la asimilación y donde el “conócete a ti mismo” es un acto político de resistencia subjetiva. Donde el giro descolonizador se aplica en dirección del inconsciente, porque implica un intento por apoderarse de nuestra inconsciencia y transformarla en “consciencia”. También es necesario levantar el blindaje mental, ser más conscientes de nuestra inconsciencia, de nuestros puntos débiles, de nuestros hábitos que conducen a la inconsciencia mayor como el vicio. Los círculos viciosos generan inconsciencia social, es un estado mental esclavista, porque la inconsciencia es la madre de todos los vicios y el vicio es la peor forma de esclavitud. Es un “meme”, un virus que parasita la mente con valores chatarra como la narcocultura y todo un stock de sueños y deseos infecciosos. El dejarse arrastrar por la corriente bajando las defensas críticas (lógica y crítica, el “cortafuegos” mental) por volverse complaciente con el estado colectivo de inconsciencia, es volverse “zombi”.

RIESGOS CALCULADOS (el poder de los números)


185975_1857211548156_4072136_n

La gente no se explica qué puede uno aprender de arriesgar la salud escénicamente actuando un número de mentalismo interactivo basado en la Ruleta Rusa. El juego utiliza cuatro pistolas de salva, cuatro cajas numeradas, un par de dados, un cubilete y una persona del público. El juego se basa en probabilidades, no hay truco en las pistolas, son cuatro y solo una está cargada. Una persona del público con los dados en las manos tira y elige un número al azar, y este se cuenta entre las cuatro pistolas (1,2,3,4…), donde termina la cuenta esa es la pistola “elegida”, las otras tres son las “excluidas”. El mentalista pone al oído y dispara cada una de las pistolas “excluidas”, no hay detonación. El mentalista toma la pistola “elegida” la dispara al aire y para sorpresa de todos emite una gran descarga (ver foto). La enseñanza de presentar escénicamente este juego por más de cinco años, es que si uno hace los cálculos correctamente aunque los números le parezcan al público “simbólicamente abstractos” e “implosiblemente azarosos”, aprendí a confiar en ellos, porque en ello reside el poder de esta ilusión (ruleta rusa), ya que el azar y los números generan incertidumbre y miedo en los no iniciados. El poder de controlar los resultados del show es la demostración de que el poder de los números se puede aplicar para tomar “riesgos calculados” que para el público parecen “temerarios”, —nunca tuve accidentes—. Este conocimiento llevado a la vida diaria es una manera de adquirir un “filo”, un “plus”, la “ventaja” con base a una estrategia inteligente desarrollada alrededor del concepto: ganar a base de no perder y erradicar las pérdidas. De esta manera donde otros ven “crisis y caos” (muros mentales), otros podemos ver oportunidad y orden emergente. ¿Medio vacío o medio lleno? Puede significar “vida o muerte”. Si en el escenario solo hay riesgos calculados, ¿por qué arriesgarse en la vida innecesariamente? ¿no sabemos tomar riesgos o no sabemos calcular? El miedo puede ser ignorancia, y la ignorancia paralizarnos con el miedo. La oportunidad beneficia a quien está preparado y alerta; a quien tiene una “estrategia inteligente”.