BLOCKCHAIN ¿UN PARTIDO POLÍTICO?


—A los que quieren formar un partido político basado en Blockchain: tecnología de punta, idea retrógrada.
—¿Por qué?
—Todo partido se basa en la centralización. El verdadero ethos de Blockchain, ni siquiera es descentralizado, es criptoanarquista distribuido.
—¿Y cuál es la diferencia?
—En su ignorancia política y buenas intenciones, le están entregando al status quo, o utilizando, tecnología de punta para que su control sobre la sociedad se vuelva digitalmente absolutista y vitalicio.
—¿Como?
—Una sociedad en la que la tecnología Blockchain se ha instalado y esta no es con base a nodos distribuidos, se encuentra en peligro de ser controlada por los tecnócratas que manejan los algoritmos y su programación.
—¿Nos puedes dar un escenario?
—Imagina que desaparece el dinero fiduciario (papel/moneda) y que toda transacción comercial que se lleva a cabo mediante criptodivisas del Banco de México (FMI), estaría siendo registrada y gravada automáticamente. No habría forma de mover riqueza sin que fuera supervisada y gravada por el banco y el estado, imponiendo sus porcentajes unilateralmente. Esta situación es completamente opuesta al ethos fundamental de las criptodivisas (Papel Blanco, Satoshi Nakamoto), porque la intención original por la que se inventó la Blockchain, es para evitar el control de los bancos y los estados, usando encriptación de nivel militar y una base de “mineros” distribuidos globalmente.
blockchain
Anuncios

LA REVOLUCIÓN DE LA MENTE 2018


safecreative
—Si ganara Obrador y yo soy creador y pensador de vanguardia, ¿cómo me voy a sumar a un proyecto político que me parece culturalmente atrasado?
—Lo primero, pregúntate si tu obra contiene algo de interés social que puedas desarrollar con un giro pedagógico. Aunque el talento y la visión sean exclusivas, el arte y el intelecto como prácticas educativas, no lo son, y se suman a las corrientes pedagógicas auténticamente revolucionarias, —si no se incluyen es una simulación más—. En el mundo de la cultura, cuando hay una auténtica revolución social, los proyectos que primero entran son los que benefician directamente el progreso de las transformaciones culturales y sociales. Segundo, desengáñate de creer que los políticos van a ir a tu torre de marfil a pedir tu presencia y participación, tú tienes que tomar la iniciativa de auto organización y estar preparado para cuando vengan las oportunidades (hay que estar atento a las aperturas y coyunturas). Tercero, hazte a la idea de que es preferible que tengas trabajo, espacios y público para tu obra, a ser parte del selecto gremio becario de los intelecto-arte-zánganos (te lo digo por experiencia, nunca he sido becario, mi desarrollo se lo debo a mi trabajo). Cuarto, el populismo en el arte y el intelecto no tiene cabida, no obstante, la educación popular debe incluir arte y desarrollo del intelecto y sensibilidad para que tengas público y consumidores de tu obra. Quinto, si logras asimilar estas directrices y preparas un proyecto que toque los puntos anteriores o le des un giro a lo que tienes, en un contexto de movilización social, tus probabilidades de éxito serán mayores. Y por último, deja el clasismo y el racismo a un lado, si realmente tienes un intelecto y una sensibilidad superior vas a razonar por encima de la ideología y los prejuicios sociales, y aceptar que históricamente estamos en el mismo barco llamado México, y como pueblo nos podemos hundir o navegar hacia otro destino, ¿cuál es? Eso te toca definirlo en tu propia trinchera y con base a la revaloración crítica de todos los valores: la Revolución de la mente.
—¿Cómo sabes todo esto?
—A diferencia de muchos que se creen “políticos”, hice mi trabajo social en las selvas de Nicaragua en 1989, durante el X Aniversario de la Revolución Sandinista.

Viernes 13, Día de la 3ra Guerra Mundial.


Globe - Pions noir

—¿Por qué crees que ya estamos en la 3ra Guerra Mundial?

—Einstein dijo que la 4ta Guerra Mundial sería con palos y piedras, eso significa que cuando los misiles vayan armados con ojivas nucleares no será el principio, sino el preludio al final. Las guerras posmodernas no son como la 1ra y 2da guerras mundiales. La Guerra Fría dió a luz un cambio de estrategias basadas en la Teoría de juegos, creando una “nueva” forma de guerra llamada Brinkmanship (acobardar e impresionar al enemigo mediante una superioridad militar); simultáneamente las guerras imperialistas, intervencionistas y contrarrevolucionarias de Corea, Vietnam, Granada, Beirut, Somalia, Haití, Yoguslavia, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Kuwait, Afganistan, Siria, Irak, demuestran la compleja relación de actores detrás de los conflictos directos, es decir, las potencias mundiales para evitarse la confrontación directa desarrollan “guerras menores” o de “baja intensidad” en terceros países como es en este momento Siria. No obstante, la planificación es geopolítica y el propósito es hacer de la guerra un motor económico perpétuo, es decir la guerra instrumentalizada económicamente y filosofada como estilo de vida de los imperios del siglo XXI. Si la economía es una pistola, y la política el saber cuándo disparar, la guerra comercial entre EEUU y China es tan solo disfrazada, pero tiene propósitos bélicos, porque el comercio es parte de los elementos de una guerra posmoderna. En detalle, el discurso de Trump, curiosamente “el viernes 13 de ira”, conlleva las mismas palabras utilizadas por George W. Bush cuando declaró la guerra a Irak (hasta ahora no se han encontrado las armas de destrucción masiva de Sadam Hussein), el mismo tono, el maniqueísmo moral de buenos y malos, y de presionar a la comunidad internacional a dividirse entre “si estás con nosotros o estás con ellos” (Axis of evil). En mi interpretación, el discurso de Trump fue la declaración oficial de lo que ha ido escalando racional y matemáticamente calculado hacia la hegemonía de EEUU y sus aliados. Si esta no es una guerra mundial, entonces ¿qué es?

AMLO ¿Ego mesiánico?


amlo-debate-milenio

—¿Y cómo ves a AMLO? ¿crees que es puro ego mesiánico?
—El ego no existe, existen comportamientos egoístas, y como vi en el “debate” a Obrador, me pareció que hizo su tarea y se elevó a la actualidad y mejoró sus debilidades, sintetizó, enunció lapidariamente, demostró conocimiento general y particular del país; enumeró los problemas fundamentales, levantó la voz cuando fue necesario y no se dejó descarrilar por el “anfitrión”. Creo que los mexicanos así lo querían ver, como un hombre sereno pero determinado y propositivo, y aunque sus propuestas nos parezcan “populistas”, debemos reconocer que lo que necesita la sociedad mexicana es la recuperación de lo fundamental como nación, antes de buscar levantarse en nueva dirección sin que una mayoría esté en la misma sintonía, esto sería garantizar el fracaso por no estar con los pies en la tierra. Hay prioridades, lo debemos reconocer: los hospitales y los maestros, las policias y los ejércitos, son prioridad sobre la marihuana y el sexo. La corrupción, la impunidad, y la ingobernabilidad, son prioridad sobre los privilegios de clase, género, credo, y etnicidad. Seguramente las minorías estarán al pie del cañón cada cual en su trinchera y coto de poder, pero no hay que olvidar que los procedimientos prioritarios no implican “la debastación de instituciones y estado de derecho” como corean los agoreros de la catástrofe. Si no pensamos en prioridades y de forma práctica, no lograremos comenzar a solucionar el gran problema mexicano, y para que esto suceda es necesario avanzar por pasos y partes. Este debe ser un proceso de deconstrucción y reconstrucción. Izquierda y derecha ya no significan entre la gente gran cosa, estas nociones han sido derrotadas por el acto político de lo real: la necesidad organizada con un propósito; llegar al poder para reconstruir una nación destruida por el narcoestado, la plutocracia y el neocolonialismo-neoliberal. Todo proyecto de nación busca la soberanía y la autonomía, y la propuesta de Obrador en realidad es una apuesta por intentar estrategias que solo por necedad, estupidez y prejuicio, no se han implementado. No hay “nada nuevo” porque lo que se necesita es aplicar lo conocido, por ejemplo aplicar las leyes existentes. Esta es una elección única, ya que la selección política redujo la simulación electoral a elegir entre un candidato y el fraude.

BLOCKCHAIN CIUDAD ESTADO


c0f73919411549-562d9ef9b149c

—¿Tú crees que la tecnología blockchain, en un futuro (potencialmente hablando) pueda suplantar los gobiernos, tomando control del cumplimiento de las leyes, contratos, impuestos, etc.?
—Si el gobierno se encarga de administrar los recursos de la polis, los ciudades-estado es lo más parecido en la historia a lo que está emergiendo; es la posibilidad que se busca con el anarcocapitalismo-blockchain, el reemplazar la confianza pública y la discrecionalidad por la criptoprogramación distribuida, para que el presupuesta público esté expuesto a todos en todo momento, es decir, cada Satoshi del prosupuesto de cada dependencia en todo el paías, se sabría donde está y en que se gastó. Para las elecciones sería igual; las IDs encriptadas no se pueden dublicar, cada ciudadano, una vez que vote, su voto estaría encriptado con grado militar y el resultado sería inmediato a el cierre de elecciones; no habría contadores votos porque no habría boletas, ni urnas, ni mesas de representantes de partidos —el proceso sería prácticamente automatizado y transaparente—, no obstante, se requiere que los mineros del Blockchain no sean funcionarios, ni bots mercenarios al servicios de intereses privados, y que el protocolo no se pueda revertir, o al menos solo si la sociedad así lo demanda. Los usos sociales del Blockchain apenas comienzan a vislumbrarse en el horizonte. La era de los barones del petróleo se acaba, emergen los criptobarones. Es un momento álgido en la historia, los jóvenes pueden contribuir a mejorar sustancialmete a la sociedad si logran sumarse para implementar la criptotecnología como base de las instituciones públicas; eso tendría implicaciones que cambiarían no solo las relaciones sociales, sino los valores de las culturas. La confianza programada sustituiría a la confianza pública, y el “In God we trust” (un fantasma del banco central) sería sustituido por el “In Code we trust”. Si en semántica el cambiar el código implica cambiar el orden de la realidad; cambiar el protocolo de la arquitectura social por el monopolio sin monopolistas, implicaría la confianza programada, la seguridad distribuida y además, la colaboración sin organización. Detrás de las criptodivisas, además de los millonarios capitales de los nuevos criptobarones, se encuentran los fundamentos tecnológicos de los criptoanarquistas para redufundar las relaciones sociales de acuerdo a las necesidades de cada enclave-ciudad-estado-blockchain.

BLOCKCHAIN, EL SISTEMA DE LA CONFIANZA ANÓNIMA


 

—¿Cuál es el cambio de paradigma que ofrece Blockchain?
—Operamos dentro de un sistema basado en instituciones de confianza, la tecnología Blockchain puede cambiar todo eso solo si su cadena a bloques permanece descentralizada gracias a los mineros esparcidos por el mundo. Si la gente pierde de vista que la única Blockchain descentralizada es la original, caerá en las ofertas de los bancos que ya han puesto a funcionar sus propias criptomonedas y Blockchains. No te confundas, la revolución anarcocapitalista es una amenaza para la banca y el estado en cuanto al control y cobro de comisiones e impuestos, y van a hacer todo lo posible por no perder el dominio y voltear la situación a su favor.
—¿Qué podemos hacer en esta guerra tecnofinanciera, los usuarios e inversores de criptomonedas?
—Informarse, estar actualizado, buscar datos y tips, no hay un solo lugar donde está la verdad: es un proceso de investigar, seguir desempeños de activos en múltiples gráficas, comparar y documentarse sobre cada criptomoneda en la que se invierte.
—¿Por qué?
—La diferencias entre criptomonedas no se limita a nombres y propietarios, cada criptomoneda implica un proyecto: una derivación tecnológica con diversos grados de flexibilidad, uso, rapidez, sostenibilidad y seguridad que responde a las tendencias ideológicas que representa cada criptomoneda. No todos los ingenieros y empresarios son criptoanarquistas, hay muchos que solo se quieren apoderar de la tecnología Blockchain sin nodos distribuidos para crear su propio monopolio semi-centralizados.
—¿Cuáles son las tendencias ideológicas de las que hablas?

 

 

—La creación de una red distribuida y sostenida por nodos capaces de trabajar sincronizadamente sin organización previa, ni dirección de nadie, tan solo obedeciendo el protocolo del algoritmo Bitcoin; esta realidad tecnológica es el resultado de una visión criptoanarquista, y que representa todo lo contrario a lo que cívicamente nos ha inculcado la educación Pública sobre el funcionamiento de las instituciones públicas basadas en confianza y representatividad.
—O sea que el problemas que los criptoanarquistas solucionaron tiene que ver con eliminar la confianza de la ecuación del dinero, ¿no más en “God we trust”?
—Los criptoanarquistas se volcaron a resolver el problema de la privacidad y confianza en un sistemas cada vez más totalitario gracias a la tecnología, pero voltearon la tecnología de cabeza, es decir, ya no se trata de centralizar el control, sino de distribuirlo por la red, porque la confianza en los individuos es la dibilidad fundamental que propicia la corrupción y los monopolios. Gracias a Satoshi Nakamoto o quien esté detrás de este nombre, somos capaces de “programar confianza y transparencia” en el dinero. Quien crea que “el Blockchain es un invento de la CIA para dominar el mundo” no sabe lo que dice, puesto que si así fuera sería el peor error cometido por un poder que depende de la centralización y el monopolio.
—¿Qué es lo primero que debemos hacer para entrar a las inversiones de las criptodivisas?
—Hay que preguntarse si las criptodivisas solo nos interesan para hacer dinero rápido o por las implicaciones sociales a mediano y largo plazo, o por los dos. Hay que leer información relacionada con diversas opiniones sobre la historia del Bitcoin; leer fuentes especializadas de la industria financiera, de los cypherpunks y criptoanarquistas, y de las comunidades de ingenieros y mineros, porque los especialistas te pueden dar opiniones encontradas, entonces es cuando debes revisar una vez más tu plan y confiar en tu investigación, análisis, cuentas y pronósticos. Así es como se aprende: teoría y práctica, ensayo y error, reflexión y reconfiguración.

 

spicyinconsequentialcaterpillar-size_restricted

 

—¿Por qué Bitcoin/Blockchain han cambiado el juego?
—Las reglas y el tablero han cambiado porque ahora conviven tres sistemas; el centralizado, el descentralizado y el distribuido.
—¿Y por qué la gente no puede dejar la centralización?
—La centralización es parte del modelo piramidal que ha evolucionado desde los babilonios, egípcios hasta la corporación moderna, es el modelo jerárquico, verticalmente integrado y centralizado. Cada Estado imprime la centralización en la consciencia de los ciudadanos mediante la educación pública, la religión, el trabajo y el comercio. La autogestión, autoeducación, autocrítica, autoliberación pertenecen a modelos no centralizados, que la gente rechaza porque ha sido condicionada a ser pensada por otro, a depender de otros llamados autoridades, representantes, líderes, gurús. Por eso no se pueden imaginar un formato descentralizado o distribuido, porque implica una transformación tan radical que les es invisible porque quiere entender un nuevo modelo con un viejo paradigma, es decir, se resiste el hecho de que ha cambiado la realidad social desde el interior de la infraestructura tecnológica, pero no es una situación utrópica, es una solución técnológica a uno de los problemas centrales de cualquier institución, estado, banco o sistiema político —la confianza, la discrecionalidad, la transparencia, la autoorganización—. Por lo pronto. Blockchain es una red distribuida por el planeta por la que puedes intercambiar valor P2P, P3P3P, sin necesidad de confianza, anónimamente, a un bajo precio y sin pedirle autorización a nadie y sin nadie que pueda retener y/o gravar tus fondos. El Blockchain distribuido puede ayudar a solucionar problemas de transparencia, corrupción, desfalco y fraude electoral. Si tienes una cartera fría donde almacenar tus criptodivias fuera de la Red, y puedes comprar en las plataformas más baratas tus critpodivisas, tu dinero puede crecer a un ritmo más acelerado que en los bancos y en la bolsa de valores, es decir —aunque sean pequeñas se abren posibilidades que antes no existían y representan un cambio de juego en general, y en lo inmediato una ventana de oportunidades para los que hagan su tarea—, pero a diferencia de avanzar de forma organizada, se avanza como mineros, inversionistas e usurios; eres parte de la red, y si eres minero tienes una copia del Blockchain en tu ordenador, y si por alguna razón los otros nodos de la cadena se cayeran, Blockchain seguirá operando desde tu ordenador. El paradigma Blockchain representa para la sociedad lo que un nuevo sistema operativo es a los ordenadores, es decir, socialmente podemos comenzar a hablar de cooperación sin organización, de contratos inteligentes y seguros con desconocidos a través de la Red. Blockchain es como el invento del avión, del motor de vapor y el Internet, transformaron no solo el mundo, sino la realidad y como soñamos y vivimos los sueños, y sus posibilidades son infinitas: es una arquitectura que permite el monopolio sin monopolistas.

 

HUMANISMO VS POSTHUMANISMO


3dba5456b3

Abrirse emocionalmente implica bajar el blindaje mental y quedar expuesto a la manipulación externa mediate la percepción (irracional) y la comunión con el otro (irracional). En el otro extremo está la impermeabilidad a la tristeza, el dolor y la tragedia del mundo que puede ser una fuente de inhumanidad. La pregunta que emerge del juego de la vida no es moral, es evolutiva: ¿En qué tipo de humano deseamos convertirnos? ¿humanista, posthumanista o transhumanista? Cada una de estas filosofías implica una línea de evolución: moral o natural. Apostar por el humanismo en tiempos de inteligencia artificial y blockchain, es ponerse automáticamente en desventaja (humano demasiado humano), ya que el ecosistema evoluciona a ser más integrado cibernéticamente (IOT); cada vez hay más información por procesar para estar actualizado: mayor información requiere mayor organización y poder de cómputo. Ser humano ya no es lo mismo que hace un siglo o dos: Apostar por el posthumanismo implica vivir el proceso transhumanista; apostar por el transhumanismo es avanzar hacia la postbiología mediante el biohack, la simbiosis con la inteligencia artificial y otras tecnologías de información y redes distribuidas como el Internet de Todas las Cosas (IOT). Estas transformaciones tecnológicas de tercera generación, no solo implican cambios en el orden de la realidad, sino cambios axiológicos; la moral cristiana y sus valores humanista han perdido dominio sobre la vida social de la civilización global; ni la filosofía, ni el arte, ni la literatura están en el centro de la evolución histórica —la ciencia y la tecnología las han suplantado—, por eso es imperante repensar nuestra epistemología y axiología con base a la ciencia empírica, y dejar ideologías y religiones como curiosidades de programación mental para el Museo de la Ideas.