EL MAR ROJO MEXICANO


Obra de Moises

Ya hemos pasado el umbral de creer que “el trabajar en lo personal es primero”, los que no hicieron su tarea se verán rebasados porque las circunstancias sociales e históricas se avalanchan; los torniquetes de la economía y represión legalista y judicial se aprietan; se hace cada vez más difícil respirar con libertad; la calidad de la vida es derrotada por el costo de vivir; la competencia por sobrevivir secuestra a la sociedad al estado de guerra de todos contra todos, ¿Qué vas a hacer? ¿Les vas a decir a las masas, “Pónganse a barrer sus banquetas, limpien su colonia, les hace falta educación”? Todo esto que se mueve bajo el suelo de la historia nacional es la consecuencia de más de medio siglo de negligencia, corrupción, autoritarismo, abandono social, injusticia, explotación, censura, conservadurismo, tradicionalismo podrido. Las aguas revueltas se polarizan, se abren como el mar en el mito de Moisés, y de un lado quedan los que quieren que el sistema siga igual, que nada cambie, ponerle otra tapa a la olla de vapor; del otro, los muertos de hambre, los despojados, los condenados al infierno en vida; y en medio los que creen que el sistema tiene arreglo, los que niegan la evidencia de lo real, los que quieren tapar el sol con un dedo, los hipnotizados por la propaganda oficial, los que sueñan ser parte del cielo virtual de las pantallas, los que no pueden imaginar vida después del narco-Estado-fallido, los adictos a la globalización neoliberal, los que tienen miedo a forjar futuros alternos, los adictos a los partidos y a los candidatos, los que se han quedado sin imaginación política, los que no creen en la auto-organización, ni en su propio poder ciudadano y autogestivo. Cuando el mar se vuelva a cerrar espero que sepan nadar.

VOTAR ES NEGOCIAR CON NARCO-TERRORISTAS.


Sin título 1 Conforme avanza la cuenta regresiva a las elecciones la gente está siendo cada vez más lavada del cerebro; los argumentos que escucho a favor de votar son los mismo, pareciera que la campaña institucional fuera una grabación que hipnotiza y hace que los ciudadanos repitan como zombies: “Si no voto ayudo al PRI”, “Si no voto estoy derrotado”, “Los que no votan son perdedores”, y no se dan cuenta que en México nunca ha habido democracia, sencillamente porque no somos un “gobierno de la gente”, sino una república, un “gobierno de leyes” (que tampoco se respetan). Los argumentos de la gente hipnotizada por la campaña mediática asumen que el resto de los partidos son “buenos” o que votar por “el menos malo de los malos” es una buena elección, sin lograr reconocer que tácitamente están negando que existe una CRISIS DE REPRESENTACIÓN, una larga historia de FRAUDE EN EL INE; que el partidismo es una partidocracia; que la clase política es una gremio de depredadores y psicópatas; que los políticos se unen y se separan sin importar el partido o la ideología de acuerdo a sus intereses que siempre son los mismos: el poder. Esta es una postura cómoda, de víctima, de impotencia, de fe, puesto que rehúsa implementar la inteligencia y el razonamiento para responder a preguntas tan sencillas como, ¿Crees que alguien te representa en el congreso? ¿Crees en las promesas de campaña de políticos sedientos de poder? ¿Votas por culpa, votas por vergüenza, votas para sentirme bien, por ser un “ciudadano ejemplar”, por el qué dirán, por no sentirte sólo? Y si piensas en el pueblo, ¿Por qué no piensas en apoyar a los que piden no seguir la ruta de las elecciones, que son los que están poniendo su vida en la trinchera de la lucha de clases? -Si te dices “Soy progresista porque quiero un cambio”, ¿Por qué repites la misma jugada? ¿Por qué haces lo que los medios y su propaganda te dicen, y no lo que tu consciencia te dicta (las elecciones son una farsa)? -En toda democracia, el único voto que tiene un valor verdadero, -es el voto de consciencia-, entonces, ¿Cómo es que elegir no votar por consciencia política en un momento de crisis de representación y fraude electoral, es una “derrota”? No votar es desobediencia civil. No votar es disidencia. La disidencia en crisis representativa, es la forma más elevada de consciencia política. uyEL FUTURO ES NUESTRO PRESENTACION IABSTENCIONISMOABSTENCIONISMOuu

ABSTENCIONISMO, FRAUDE DIGITAL, NARCO ESTADO FALLIDO, Y JAMES BOND


Foto de Gerardo Navarro Nemónico.

El boicot electoral es el principio de éxodo político de un pueblo que rechaza ser secuestrado por la partidocracia atrincherada detrás del narco-Estado-fallido. Los jornaleros rechazan los sindicatos, los normalistas rechazan los partidos, ¿Vas a confirmar el pacto social mediante el voto (x cualquier partido) con los psicópatas corruptos de la clase gobernante? ¿Vas a dejarte engañar creyendo que el abstencionismo consciente y activo “no logra nada y que le da el triunfo al PRI”? -Es importante expander el círculo conceptual para comprender que el proceso electoral en sí es un mecanismo manipulado, no sólo mediante la ley electoral (el triunfo se da con el 5% de la lista nominal que coincide con el voto duro de los partidos dominantes), sino por el software del PREP (Programa de Resultados Preliminares); las computadoras del IFE (hoy INE) en las que se contabilizaron los números provenientes de las casillas electorales en las elecciones federales de 2006, fueron diseñados por la compañía Hildebrando (asociada a familiares del ex-presidente Calderón, su cuñado Diego Hildebrando Zavala Gómez del Campo). En las elecciones de 2012, Anonymous (México) presuntamente hackeó las computadoras del IFE y exhibió los números (votos) del PRI que eran en realidad los números del PRD, es decir, automatizadamente, el software “volteó” los resultados (de antemano se sabía beneficiarían al PRD). En las elecciones federales de 2006, de acuerdo a las declaraciones del catedrático Jorge Alberto López Gallardo de la Universidad de Texas en El Paso, sucedió el mismo truco. Los números que aparecieron en las pantallas de contabilidad fueron “artificiales”, producto de manipulación matemática similar a la que hacen los contadores para hacer “cuadrar lo libros” de las empresas cuando son presentados al fisco. Sumando este antecedente a la corrupción, al Estado fallido, y el crimen de Estado; el boicot electoral es una protesta ciudadana contra la estafa electoral que es la “democracia representativa” (nadie te representa) y contra el sistema del proceso electoral pre-alterado para garantizar el triunfo a quien la clase política ya pactó para dirigir el programa neoliberal impuesto por los imperios financieros y económicos del Nuevo Orden Mundial, a través del Fondo Monetario Internacional, Iniciativa Mérida, la ONU, etc. Indudablemente el abstencionismo no soluciona el problema, ni las elecciones, ni los partidos, ni los medios lo pueden hacer; no obstante, el abstencionismo tiene la virtud de iniciar el éxodo ciudadano de las órbitas del poder para comenzar la auto-organización social sin partidos y sin sindicatos. Además, desnuda del aura de “legitimidad” con que se justifica el poder, algo que en la esfera internacional implicaría ser exhibido como la dictadura de la partidocracia y el narco-Estado-fallido. Quien no crea que la imagen de legitimidad es importante para el gobierno que se pregunte, ¿Por qué se invierten millones de pesos federales para sobornar a los productores de la nueva película de James Bond (agente 007) que en este momento se está rodando en la capital? ¿Qué implicaría para la economía turística y la inversión internacional, que México fuera exhibido en la pantalla grande como realmente es?

Foto de Gerardo Navarro Nemónico.
Foto de Gerardo Navarro Nemónico.
Foto de Gerardo Navarro Nemónico.

NO + PODER AL PODER (gráficos)


OVEJA ELECTORAL

El abstencionismo político, activo y consciente es un pensar por tu cuenta, ¿cómo puede ser esto “negativo”, si el pensar por ti mismo es el fundamento de los derechos civiles y el ideal de la educación?

elections-hard-sheep-vote-wolf-lion-cartoon-funny

Democracy-is-two-wolves-and-a-sheep-voting-on-whats-for-dinner

kuczynski vote sheep-Melection-fraud.gifdemocracytwowolvesandasheepvotingonwhatsfordinnerEl abstencionismo político, activo y consciente es un pensar por tu cuenta, ¿cómo puede ser esto “negativo”, si el pensar por ti mismo es el fundamento de los derechos civiles y el ideal de la educación?

NO VOTES POR TUS DEPREDADORES


bfcf5f4c9863e58ee10898c0ee49fc59

Si el abstencionismo consciente y político fuera esteril, no estaría todo el aparato del Estado y los partidos luchando en su contra. La gente no logra comprender que el no votar “si cambia algo”; el que no te usen para legitimar el poder de tus propios depredadores; ni para justificar el presupuesto de la gran estafa política llamada “democracia”. ¿Crees que la democracia “representativa”, te representa? El abstencionismo es como la práctica de abandono de las ciudades maya, el pueblo se desbandaba en las sequías, guerras, y protestas; abandonba las ciudades, se perdía en las selvas, dejaba a los gobernantes. Nosotros estamos atrapados en la selva de asfalto y el abstencionismo es nuestra única herramienta legal y democrática ante un sistema electoral y una clase política que ha secuestrado a el Estado para venderlo al mercado negro del narco, y al mercado libre de las corporaciones. Por ello, cuando revienta “la crisis de representación política”, el no votar es una elección políticamente racional y civilmente digna. El juego ya está amañado en nuestra contra, ¿para qué justificarlo? -Lucha de otra forma.

ABSTENCIONISMO, ESTRATEGIA DE JUEGO POLÍTICO


juego-de-ajedrez

Hay quienes no comprenden el por qué el abstencionismo es un instrumento político, por lo general son personas que no saben jugar ajedrez, o que nunca se han puesto a reflexionar sobre estrategias en los juego entre oponentes. Los juegos de competencia, aparte de reglas, tableros, y fichas, demandan el conocimiento de la estrategia que por lo general se deriva de la experiencia de jugar. Un principio de todo juego estratégico, es el vaivén de las movidas entre cada jugador que los une, es decir, cuando se está obligado a mover y no se puede “pasar”, uno se ve en la posición de responder y esto puede desarticular la propia estrategia o la del oponente. Esto mismo puede suceder en las elecciones; los partidos y el Instituto Nacional Electoral “obligan” a la ciudadanía por todos los medios disponibles a que no haga uso de su derecho a NO VOTAR como estrategia, porque es una jugada que pone en “jaque” al oponente, en este caso los partidos y el Estado. Estar en jaque implica tener que responder para salir de la situación, -se tienen que mover la pieza en peligro o perder el juego-. Esta es la situación que se busca con el abstencionismo político; obligar una situación extraordinaria en la que los partidos y el Estado tengan que responder, ya no con “cambios”, sino con transformaciones o verse desnudos del concenso popular, auténtica situación de jaque político que por principio todo partido y Estado quiere evitar; esto implica que la clase política tendrá que hacer concesiones, ofrecer programas, realizar acciones y actividades que les gane el apoyo popular, y es en esta nueva convergencia populista donde el pueblo gana.

NO + PODER AL PODER, VOTAR ES AHONDAR LAS CAUSAS


gal2

La crisis es la forma en que un sistema nos dice que lo que funcionaba, ya no funciona, y es necesario ver desde fuera del sistema para encontrar la solución. Por ello, el error más común cuando aparece una crisis, es hacer más de lo mismo. Si deseamos un resultado distinto se debe hacer algo diferente. Si tenemos una “crisis de representación política”, no se va a resolver haciendo lo mismo; ir a votar por uno de los mismo partido que básicamente representan lo mismo: centralismo, autoridad, Estado, jerarquía, supuesta representatividad, acumulación de poder, acceso a fondos públicos, control sobre la administración de la ley y la justicia, etc. Por ello, el abstencionismo político, -no votar masiva y conscientemente-, implica tomar una acción distinta, que obviamente no es la solución en si, pero que puede desencadenar respuestas distintas, que a su vez pueden generar desenlaces no anticipados que nos pueden llevar a otras situaciones inimaginadas y potencialmente fuera de la zona de crisis. Si tienes miedo a ver fuera del sistema electoral, recuerda que el miedo no es real, es imaginario. El peligro no es para la ciudadanía, -es para la clase política-, que ve en la abstención el rechazo masivo a delegar el poder ciudadano, resistencia que pone en peligro la legitimidad de todo gobierno y poder político institucionalizado.

NO + PODER AL PODER, VOTAR ES AHONDAR LAS CAUSAS

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 479 seguidores