LA BARAJA DE PÓKER COMO CALENDARIO. TIEMPO, PREDICCIONES Y BLACKJACK/21


“La predicción es muy difícil, sobre todo la del futuro”

Niels Bohr

El futuro como objetivo de estudio, puede ser algo más que una “pretensión de dominio”. Por lo pronto en política ya ha cambiado los métodos en Estados Unidos e Inglaterra, desde la época de Ronald Reagan y Margaret Tatcher. Hablo de la “predicción de mercados”.

Me llama la atención el tema, ya que en economía no tiene nada de extraño hablar del futuro y de intentar predecirlo mediante simulaciones basadas en mútilples fuentes informativas. Lo absurdo es que la gente continúa contratando los servicios de psíquicos y videntes para conocer su futuro, cuando en los deportes profesionales y en la bolsa de valores, los pronósticos son una industria.

En mi opinión, la predicción verdadera es un acto de inteligencia para definir las probabilidades de un futuro X; es decir, determinar las causas de una acción o no acción a futuro e interpretar su extensión por el tiempo. Cada situación por predecir tiene variantes, y lograr definirlas de forma rápida y determinante en cualquier situación de vida, es fundamental para la sobreviviencia.

Poder ver el tiempo y las circunstancias a favor o en contra, en sus probabilidades lógicas e inmediatas, es la actitud mental que llamo: Mente de Jugador; el esfuerzo ordenado por cerrar el desface entre la mente, la realidad y el tiempo.

Si, el cerebro está diseñado para predecir y las probabilidades son el panorama del futuro, ¿Cómo determinar las probabilidades de lo que es más posible que suceda o no?

El método de contar cartas en el juego de Blackjack, fue desarrollado por Edward O. Thorp matemático y empleado de la IBM, en los 60s. Es una estrategia básica y sencilla que implica sumar y restar para determinar si las probabilidades de la baraja en juego, son positivas o negativas en relación al jugador y la casa.

Estudiando el método de Thorp, llamado “la estrategia básica”, descubrí que es posible aprender a contar cartas en menos de una semana. Y que el sistema funciona, porque el Blackjack no es un juego exclusivo de azar.

Yo no juego al azar ni creo en la casualidad, pero pensé que si este método está mal visto en los casinos, debería tener otra aplicación fuera de ellos, puesto que el razonamiento detrás de la fórmula, es una estrategia genial.

Esta búsqueda me resultó de mi entrenamiento como mago en la Sociedad Española de Ilusionismo, en Barcelona, donde aprendí la historia de las cartas de la baraja francesa y española. La francesa o de póker es matemáticamente hablando, un calendario, cuya arquitectura es un algoritmo que simula el año solar.

La baraja de póker se divide en dos colores, cuatro palos, cada uno con 13 cartas, que suman un total de 52 cartas. El número 52 es paralelo al número de semanas que tiene el año. Las 13 cartas son las trece lunas llenas anuales. Los cuatro palos son las cuatro estaciones y direcciones. Los colores rojo y negro, representa el día y la noche. Y si se suma el valor de cada una de las cartas, el resultado es 364. Si agregamos el joker, se llega a 365, que es un año solar.

Si en la estructura de la baraja de póker, se encuentra codificado un calendario, significa que la técnica de los contadores de cartas, que consiste en establecer matemáticamente, el momento idóneo para elevar la apuesta en el juego de Blackjack o 21; se podría aplicar para predecir la frecuencia y la consecuencia de cierto tipo de eventos, mediante la misma fórmula basada en asignar un valor numérico a la función de utilidad de los elementos de la situación por predecir.

Es necesario vencer la idea de que el futuro es impredecible por azaroso. En realidad el tiempo es probabilístico, y significa que el futuro es un panorama causal, que se determina a partir del ahora.

Debemos asumir, para llevar la cuenta de los sucesos, que la noción del tiempo es una fuerza cíclica y no lineal; tal como lo hicieron los Mayas Clásicos al crear sus calendarios, y que no sólo tenían el propósito de marcar las estaciones y los periodos de la agricultura, sino el de realizar predicciones astronómicas de hasta 52,000 años, mediante cálculos matemáticos que representaban a su pueblo ritualísticamente como profecías y revelaciones divinas acentuadas por eclipses y otros fenómenos astronómicos.

El tiempo no es lineal. Ver las estrellas, significa el regresar del tiempo a su dimensión astronómica. Y el vivir las estaciones, las temporadas de lluvia, de calor, de frío y de sequía, nos dan una experiencia del tiempo cíclico. Nuestro cuerpo es una “relojería” de órganos sincronizados a los ritmos circadianos, activados parcialmente por la luz y la sombra.

La repetición es la base de la cuenta. Los sacerdotes llevaron no sólo la cuenta numérica de cada año, sino una crónica de lo que ocurría año tras año esa misma fecha, en cada una de las diferentes ciudades Maya. De esta forma se podía consultar la memoria codificada en puntos diversos, “topocrónicamente”, y aplicar a la interpretaciones una lógica similar a “la cuenta alta-baja” de los contadores de cartas de los casinos.

Por ejemplo, si en el día Dos Luna X, de los calendarios Tzolkin y Haab combinados, tenían entradas en las bitácoras del tiempo -los códices-, de que ese día durante 20 años consecutivos había llovido, las probabilidades de lluvia serían muy altas. Y si hubiesen sido días de sequía, las probabilidades serían bajísimas. En términos cualitativos, la predicción se basaría en la utilidad de la lluvia o la sequía, según la situación.

En nuestro caso, los tiempos y el clima están siendo modificados y están cambiando sus ritmos. Nuestra civilización se desconecta de la naturaleza y se fusiona a la mente colectiva del internet; plataforma y prótesis que se puede utilizar para predecir a base de comparar y computar fuentes informativas organizadas por buscadores y combinaciones de palabras clave.

En la búsqueda Google, estas palabaras son las que determinan el resultado del algoritmo. Imagina al internet como la base de datos y al buscador Google, como el oráculo en combinación con la estrategia básica de los contadores de cartas.

Se puede mejorar el sistema, en cuanto a las decisiones críticas, si se integra la teoría Minimax, que “puede resumirse como elegir el mejor movimiento para ti mismo suponiendo que tu contrincante escogerá el peor para ti.” Lo paranoico de esta teoría, se supera considerando entre los jugadores, la opción de colaboración.

La predicción es una forma práctica que nos ayuda a determinar de manera aproximada, las posibles consecuencia de una decisión, y las probabilidades de lograr nuestros objetivos en relación al cálculo sobre la situación, la competencia, y la estrategia para tomar los riesgos calculados, puesto que la forma más fácil de perder, es la de carecer de ella.

Los Mayas construyeron una civilización a partir del manejo complejo de los números, de la observación y de la crónica minuciosa de almanaques, bibliotecas de códices y métodos restringidos a los sacerdotes, cuyo poder sobre el pueblo fue tan aplastante como hoy resulta inescrutable, la alta tecnología digital para el usuario promedio de un I-phone.

Alguien podría argumentar que los calendarios Maya, no comprueban que el tiempo es cíclico. No obstante, los avances de la física cuántica y las matemáticas puras, han comprobado que el tiempo no es lineal, como lo describió Albert Einstein, sino “curvo”.

Kurt Gödell, lógico, matemático y filósofo del siglo XX, nos dice en su teorema de la incompletitud: “Yo estoy mintiendo”, es una afirmación donde habita el fenómeno de contradicción lógico-matemática, llamada bucle extraño”, modelo que Gödel trasladó a su interpretación del tiempo, en la que el pasado y el futuro no existen como nociones; ni hay lugar para un universo estático ni para un universo en expansión, sólo para un universo en rotación: “Si viajamos lo suficiente al futuro, tarde o tempranos llegaremos al pasado, justo antes de haber partido”.


Gerardo Navarro, Nemónico.

______________________________________________________________________________________

2012, LA APUESTA DEL MILENIO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: