LA ESPERANZA MATEMÁTICA, EL JUEGO ES EL FIN, NO EL MEDIO


Juego que no tiene fin, pierde su sentido. Al no tener final, no puede ser tratado como un juego; por lo tanto, la vida es un juego al ser terminal. El fin, le otorga la importancia a la estrategia de vivir. El juego es el fin, no el medio. Hay niveles en el juego, ¿Quieres tener acceso a otro nivel? ¿El camino que parece fácil y resulta difícil o el que parece difícil y no lo es?

Un buen amo del juego, no interviene en el juego de los jugadores, sólo explica sus reglas: El premio a ganar en el juego de la vida, es la admisión a tu realidad. Pero, la verdad es que en el tablero social, todos somos “blancos” de los que controlan las reglas del juego y “neutralizan” nuestro avance para perpetuar su poder sobre el juego de la vida.

A veces te das cuentas, a veces tan sólo intuyes que alguien conspira en tu contra. La estrategia es descubrirlos y neutralizarlos conociendo y anticipando su juego. Si pegas en el “blanco”, tu éxito se transformará en la entrada al siguiente nivel del juego. Errar significa caer más profundamente en el engaño y volver a comenzar el juego a contra tiempo. Errar sin aprender, no es una estrategia inteligente. Volver a repetir el error, implica un vicio.

El auto-engaño y la superstición son fatales para los jugadores, ya que este es un “juego de engaños”, en el que la ilusión es un poder, el poder de lo falso y la sugestión, pero ambos “poderes” por un descuido o por una duda, se pueden volver en contra del jugador.

Sólo tú has soñado con llegar aquí, sólo tu puedes auto-engañarte. Las ilusiones son armas de doble filo y pueden ser un obstáculo o un salto cuántico. No pierdas el juego, el ensueño está comprado y se usa como señuelo. El verdadero premio es alcanzar tu realidad, una sensación de estar completo y presente en el aquí y en el ahora, como resultado de tus decisiones acertadas, ¿Quieres jugar?

El camino y el destino, no son el juego. Todos los juegos tienen un camino y el poder llegar al final del juego, es hacer un camino con éxito. El éxito verdadero es una sensación de estar completo, de plenitud, de forjar tu propio destino a partir de tus decisiones acertadas. Aunque aprendemos de nuestros errores, no hay que olvidar que la vida es un juego terminal, y el error puede ser fatal.

Sin motivación no hay avance, sin dirección no hay objetivos. Sin objetivos, la vida se vuelve un “barco sin vela” a la deriva del tiempo y de los demás. Una fórmula es un método para controlar resultados y controlar resultados significa hacer predicciones. El poder de la predicción en el juego de la vida, es clave para avanzar con mayor certeza.

La experiencia se traduce a fórmulas de comportamiento y de creencias. Hay fórmulas muy valiosas para llevar una vida más amena y liberada de las circunstancias que nos parecen insalvables.

La única “ventaja” que puedes desarrollar y que depende completamente de tu voluntad; es ejercer tu habilidad de decisión y de estrategia. Una estrategia inteligente se desarrolla a partir de reconocer tus necesidades, tus ventajas, tus bajas, y de tu capacidad para potencializar tus fuerzas, virtudes y habilidades, y así responder de manera decisiva y acertada en el juego de la vida.

El juego de la vida no es la vida en si, sino la forma en que se desarrolla tu vida en la interacción social con otros jugadores y con las circunstancias determinadas por las acciones de todos los participates y espectadores del juego. Todos somos humanos y queremos ganar, y esto implica una competencia. Cuando uno entra en el juego, el oponente puede volverse un aliado y este en enemigo. Todo cambia con los intereses y los jugadores, porque a la hora de la decisión, el oponente quiere tu lugar y la simulación de alianza puede ser una trampa.

Todo lo perceptivo es una apariencia de la mente. El azar es una ilusión. El futuro no es azaroso, es probabilístico. Pensar en probabilidades nos esclarece el camino. El poder de predicción nos ayuda a visualizar resultados a futuro en base a utilizar un sistema lógico para especular mediante reglas.

La responsabilidad sobre nuestras acciones, nos hace más juiciosos al decidir. La esperanza matemática se basa en tomar riesgos calculados. Si lo puedes visualizar, lo puedes realizar, ese es el secreto de una estrategia inteligente.

El único premio en el juego de la vida, es alcanzar tu realidad antes de que se te termine el tiempo, ¿Estás dispuesto a jugar?

P.S.: El juego es una acción u ocupación libre, que se desarrolla dentro de unos límites temporales y espaciales determinados, según reglas absolutamente obligatorias, aunque libremente aceptadas, acción que tiene fin en sí misma y va acompañada de un sentimiento de tensión y alegría y de la conciencia de -ser de otro modo- que en la vida corriente. -Huizinga (1987).

 

____________________________________________________________________________

2012, LA APUESTA DEL MILENIO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: