CUANDO EL MENTALISMO DEJA DE SER MAGIA: Consejos de un mentalista a un mago


“-Hola actualmente estoy involucrandome en este mundo de la magia y el mentalismo es algo que me interesa y desde muy pequeño he querido practicarlo hasta llegar a lo más alto y ser un gran mago, me gustaria que me ayudaran a pulir mis habilidades y conocer nuevas formas de realizar trucos. He leido en cuanto a la psicologia, el ilucionismo, el mentalismo y la magia y pienso en poder fusionar todo eso y lograr llegar a la perfeccion de la magia ¿cómo pudieran aconsejarme? o ayudarme para lograr ser mejor, quiero lograr llegar más allá de los simples trucos, quiero lograr hacer cosas pocos usuales. gracias.”

En mi experiencia como mentalista, mago, hipnotista y escritor, he descubierto que la superstición y la charlatanería son una cara, que el escepticismo materialista y la híper racionalización son la otra cara de un mismo paradigma que caduca y detiene el desarrollo del mentalismo como un arte independiente de la magia escénica.

A medida que cambies el objetivo de pretender tener poderes o intentar desmitificar el poder de la ilusión a una mera charlatanería de magos o estafadores, podrás encontrar una fisura por donde se abre un nuevo paradigma basado en la percepción de la realidad y la mente.

Puedes desarrollarte más allá del típico mentalismo (el que pretende poderes psíquicos), cambiando tu enfoque en cuanto a lo que significa para ti, tu inteligencia, intuición, imaginación, deducción, memoria, reflexión, etc., todas estas facultades del cerebro son verdaderos poderes de una materia inteligente.

En la etimología de la palabra: i-magi-nación, se descubre que esta es la primera magia, la creadora de la cultura, la civilización, la tecnología, etc.. Igualmente, la realidad es una ilusión electroquímica de nuestro cerebro y la i-magi-nación nos motiva a progresar, porque visualizar es realizar.

¿Ver para creer o creer para ver? -Todos somos ilusionistas, porque vivimos de ilusiones.

Extiende tu conocimiento sobre la naturaleza humana, la psicología, la dramaturgia, lo que nos hace, nos motiva, mueve y las situaciones que creamos con nuestras acciones. Esta es una forma de predecir en base a la causación de la motivación humana y del deseo de sus instintos.

En el grado que desarrolles tu auto-conocimiento, descubrirás que los trucos son cada vez más innecesarios, y a medida que desarrolles un propósito más allá de entretener o engañar, descubrirás que una sencilla técnica de Anneman, Corinda, Osterlin, Bananchek o Derren Brown, es suficiente para lograr un “milagro”, porque será tu capacidad para incidir en el momento adecuado, con las palabras y el truco indicado.

El milagro sólo existe en la mente del espectador y del creyente. La circunstancia es lo que hará que un simple truco se transforme en una experiencia inolvidable, porque aparte de ser asombrosa, lleva una narrativa y un significado humano, y tal vez una enseñanza o una revelación que puede ayudar a otros o a ti mismo.

Estas son algunas de las reflexiones que he desarrollado conforme he abandonado el lugar común entre la magia y el mentalismo, sin tomar la actitud “psíquica” y charlatana de Uri Geller, ni la del dogmatismo racionalista de James Randi; ya que la física cuántica y la neurología han comprobado que la realidad no es una constante sólida; es una “ilusión” de nuestros sentidos, una representación electro-química de nuestro cerebro a partir de nuestra percepción y filtración cultural. Nuestra percepción crea al mundo. Vemos lo que creemos y deseamos ver.

Si la realidad social es una co-creación colectiva en un contexto mediáticamente manipulado; el conocimiento de la técnica mágica y de la percepción cobran mayor importancia para explicar y deconstruir el mundo de simulaciones e ilusiones en el que vertiginosamente nos hemos envolvido, ¿por qué?

-El racionalismo es opuesto y es un desarrollo cognitivo muy reciente en comparación con nuestra irracionalidad. En el fondo seguimos haciendo decisiones basadas en lo que sentimos y no en lo que sabemos verazmente. Igualmente, la libertad la definimos en relación a la satisfacción de nuestros deseos y se nos olvida que esta “satisfacción”, cuando es consumismo impulsivo,  funciona en contra de la libertad colectiva del avance de los derechos sociales, porque nos atomiza en nuestra auto-gratificación exclusiva, competitiva  y separatista, y esta condición del comportamiento humano se ha tornado el fundamento del control social mediante la manipuación psicológica, el marketing, la publicidad y la propaganda.

La magia como espectáculo solo puede ser una simulación más en la civilización del espectáculo. El mago del futuro-ahora, debe ir más allá de ser mera comparsa o “hada madrina” del engaño masivo-comercial, y transgredir el paradigma racionalista que no acepta otro tipo de magia que el truco. Al cruzar esa “frontera”, descubres que existe otra magia que no depende de trucos, sino del auto-conocimiento, el auto-poder, del arte de la voluntad y del dominio del poder de lo falso: La gran diferencia entre un adulto y un niño, es que el adulto conoce la diferencia entre la ilusión y lo real.

Hoy, ahora mismo, es urgente reconocer que la magia de la mente como i-magi-nación, en realidad es una política de la mente que hace frente al avance de los tecnoratis, numeratis e iluminatis, quienes se han apoderado del poder de la simulación, de la magia psicológica, administrativa, mitológica y telemática. Y que de ello depende el grado de autonomía y deliberación que gocemos en el futuro, porque finalmente, la magia más importante es la vida subjetiva, la i-magi-nación, el poder de donde surge el universo humano, porque “todo es mente”.

No hay que olvidar que los magos hemos sido perseguidos por los seguidores de la Biblia judeo-crisitiana y por los apóstoles del dogma racionalista, y que tarde o temprano nos enfrentaremos a sus paradigmas, si es que deseamos avanzar en el arte de las ilusiones que se basa en la manipulación y transmutación de nuestras creencias y percepciones.

La tecnología es magia y la magia es tecnología. Las probabilidades son el fundamento de la predicción y la psicología el medio del control y lectura mental. No obstante, la técnica y la filosofía de la magia escénica, seguirán siendo fundamentales para la correcta ejecución de la ilusión con aparatos o sin ellos, y e ahí el verdadero poder, el poder de lo falso. Úsalo con conciencia y serás más que un charlatán o un tecnócrata, porque tendrás de tu parte, el poder de la sabiduría.

____________________________________________________________________________________

2012, LA PUESTA DEL MILENIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: