EL JUEGO MAESTRO, un juego para salir de la crisis


El Juego Maestro es acerca de gente como tú y yo, de nuestras relaciones y de cómo, aunque creamos que no somos parte de “el sistema”, la manera en que nos relacionamos, las ideas que promovemos, las imágenes con que nos identificamos, las palabras que usamos, los valores que defendemos, los negocios de los que vivimos, son parte del juego que actualiza “el sistema” que padecemos.
“El sistema” se basa en la ilusión de que los excesos son libertad: lo que antes era pecado, hoy es costumbre, lo que antes era vicio, hoy es cultura.
El consumo, motor de la economía industrial, se basa en sobre-estimular los deseos y los excesos mediante publicidad y propaganda. El objetivo ético-moral de “el sistema” es hacer pasar los vicios por virtudes, de otra manera el consumismo no podría sobrevivir.
“El sistema” no es justo, siempre es manipulado por los que conocen sus secretos, límites, palancas y reglas; es una ilusión, un juego de roles, un programa actualizado día a día en nuestras vidas.
Hoy sabemos que los excesos, “tentaciones” o “pecados”, tienen una base hormonal depositada en el cerebro y responde a la evolución animal: Quien controla tu química cerebral, administra tus vicios a su favor de manera “transparente”.
“El sistema” nos hace rehenes con nuestros propios excesos, que a su vez definen nuestras acciones y relaciones. La verdadera crisis es de relaciones y de falta de auto-control, auto-poder, auto-disciplina y sentido de especie.
La consecuencia del consumismo es el aislamiento gratificante y confortable en la apatía, la obesidad y la pereza psíquica: la mayoría intuye la necesidad de cambio, pero pocos desean realmente abandonar sus relaciones de excesos.
“El sistema” está basado en la competencia, la codicia, la vanidad y la envidia, estos no son “pecados”, son formas de pensamiento distorsionadas por la irracionalidad de nuestras pasiones y humores exacerbados para alimentar el poder piramidal, la economía de mercado, regular la competencia, división y aislamiento de los individuos.
Es verdad que los excesos nos llevan a la sabiduría, pero también -sino sabemos controlarlos- a la decadencia, la violencia, la injusticia y la muerte. El camino del exceso no es para todos.
Qué tipo de relaciones prefieres, define que tipo de persona estás siendo y qué necesitas para alcanzar un equilibrio en tu vida.
Cada rol que jugamos, cada papel que actuamos refleja nuestros intereses, creencias, carencias, anhelos, ambiciones y/o decepciones. En este momento, ¿qué papel representas en el juego de la vida?
Si te preocupa el futuro de tu sociedad, conoce la mente de tus congéneres, en el fondo todos somos muy parecidos y deseamos cosas muy similares, ¿por qué? ¿todos somos todos?
La mente colectiva es la suma de todas nuestras relaciones, -la crisis- la destrucción o transformación de ellas. ¿Cambias tus relaciones o ellas te cambian a ti? ¿qué tipo de jugador eres? -es una función de qué roles juegas en tus relaciones.

Las diferencias entre humanos, son tan grandes como imaginar que la diferencia genética entre un chimpancé y un humano es de un sólo gene, ¿qué tan diferentes realmente somos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: