2011, JOHN MILTON Y CECUT, ESTAFA DE HIPNOSIS TEATRAL


ANTIHIPNOSIS BUMPER2

VISITA MI NUEVO SITIO

HAZ CLICK A LA IMAGEN

Y DESPIERTA…

______________________________________________

“La hipnosis terapéutica ha sido apoyada por las prestigiosas American Psichologycal Association y la American Psychiatric Association, entre otras organizaciones de prestigio. Los profesionales serios, según el psicólogo e hipnólogo T. Dowd, debemos luchar por el desprestigio de la hipnosis, realizada en teatros y televisiones, por los hipnólogos legos poco serios y desvelar sus trucos.”
-Ramón Llauradó.

“Si bien etimológicamente, el término hipnosis procede del vocablo griego “hypnos” que significa sueño, el significado actual de la palabra poco o nada tiene que ver con el mismo.”
“El objetivo no es otro que desmarcar lo que es la hipnosis clínica de la hipnosis circense, para no llevar a engaño a muchas personas que creen que “siendo hipnotizados” pondrán punto y final a sus problemas.”

“…nadie puede autodenominarse “hipnotizador , “hipnólogo” o cosas por el estilo ya que no es una disciplina en sí misma, ni mucho menos, si no simplemente una técnica terapéutica más situada en mismo plano que las técnicas de relajación, la entrevista clínica o los autorregistros.”
-Rafael Rodriguez, psicólogo


John Milton no es “el hipnotizador más grande de América”, es el estafador más cínico del continente. Lo más triste es que el público mexicano sigue creyendo en la autenticidad y buena voluntad de este charlatán.

La estafa a la John Milton consiste de una estrategia de cuatro puntos: Primero, manipular los logros potenciales de la hipnosis clínica para adornar de “milagroso”, un verdadero show de carpa. Segundo, utilizar demostraciones de faquirismo que no requieren de hipnosis para ejecutarse, pero que son visualmente impactantes. Tercero, manipular los medios impresos y televisivos, comprando tiempo comercial para lograr un negocio redondo en el que se benefician todos “los socios”. Y cuarto, asociarse con escuelas y universidades para otorgarse credibilidad académica.

En el 2010, el director del Centro Cultural Tijuana, Virgilio Muñoz deció no renovar el contrato de John Milton para el ciclo 2011. No obstante al iniciarse el 2011, no solamente el hipnotista ha regresado al Cecut, sino que Claribel Bernal Cruz, Gerente de Promoción Escolar del Cecut, promueve al charlatán como parte de “Promoción Escolar” y en la compra de un boleto al show, se obtienen un descuento en la entrada al cine Omnimax.

Todo esto después de que John Milton, no aceptó verse en la situación de tener que pagar sus obligaciones arancelarias con la Secretaría de Hacienda en años pasados, es una declaración del administrador del teatro del Cecut, Jorge Domínguez Cerda, quien en 2010, en la sala de video de esa misma institución, me informó que JM tuvo un rompimiento temporal con esa institución por las razones expuestas.


Por décadas, el Centro Cultural Tijuana protegió a John Milton, pagando directamente de la taquilla al artista. Es cínico que en medio de esta crisis histórica, John Milton no asuma sus obligaciones con Hacienda, cuando semanalmente se embolsa cifras de seis dígitos, según el mismo administrador del teatro del Cecut.


¿Cómo ha logrado John Milton, estafar por tanto tiempo a los mexicanos? -Cuídate de quien quiera que te duermas….

El 26 de febrero pasado, en el foro electrónico del periódico Frontera / El imparcial.com, se publicó una sesión de preguntas y respuestas entre John Milton y el público internauta.

http://www.elimparcial.com/ChatInteractivo/Entrevista.aspx?NumEntrevista=2533

En la sesión el hipnotista se presenta como un dedicado “benefactor social”, pero igual no duda en utilizar las mismas técnicas del chantaje sentimental al estilo de los comerciales del Teletón, El Redondeo y Un Kilo de Ayuda. Si un hipnotista se vendiera/promoviera, en Inglaterra, Estados Unidos o España, como lo hace John Milton en México, ya hubiera sido multado o estuviera tras las rejas por estafador. Un hipnotista escénico no puede cruzar la línea profesional de la medicina, prometiendo “resultados milagrosos” para vender un show.

De entrada, John Milton le presume a uno de sus interlocutores de sentirse orgulloso de haber ayudado a “programar” la mente de un niño con leucemia (cáncer en la sangre), para “entrar en remisión y superar la enfermedad”. El estafador no menciona que sólo existen dos métodos de curación parcial: la quimioterapia y la radiación ionizante. La hipnosis nada tiene que ver con la “remisión” del paciente, tal como la anestesia no está relacionada con la recuperación después de una cirugía.

Otro internauta le pide comprobación de los hechos. John Milton responde textualmente, “…vaya al teatro y observe videos testimoniales, para después sacar conclusiones”. -¿Quién puede ser tan ingenuo para creer que los entrevistados en dichos videos, no son realmente parte de la comparsa de paleros que el mismo hipnotista tiene a sueldo o creyentes auto-sugestionados por sus propios anhelos, desesperación y necesidad? -Este es el mismo truco utilizado en los programas del ilusionista Chriss Angel, en el que los individuos que aparecen de público y de testigos, son realmente actores pagados. Además, ¿por qué en un show de hipnosis, se presentan testimonios grabados de curaciones? -El propósito no es entretener, sino convencer al público de que la hipnosis de teatro brinda los mismos benficios que la hipnosis clínica. Pero un teatro no es una clínica, ni un show de hipnosis es una terapia psicológica profesional.

Cuando se le pregunta a John Milton, si la hipnosis puede “quitar traumas”, este responde “…definitivamente si, todo problema psicológico o que presente repercusiones psicosomáticas […] puede encontrar solución”. Pero esta declaración es evidencia concreta del fraude a la salud, ya que:


“En psicología, por el contrario, un diagnóstico no supone que la persona deba recibir un tratamiento determinado que será el mismo para todas las personas que presenten dicho trastorno. Que una persona padezca “depresión” no nos dice nada acerca de por qué la está padeciendo ni de qué hay que hacer para resolver su problema. […] Cada problema es único y también lo es cada tratamiento.


La terapia de cualquier trauma es un tratamiento que requiere de conocimientos de psicología. Aclaro y declaro: No importa la escuela o técnica que utilice el terapeuta, lo importante es que no sea un CHARLATÁN… La aplicación de la hipnosis con cualquier intencionalidad de mejora o ‘cura’, requiere de formación clínica, académica, científica y específica. En la hipnosis clínica no se trata de “reprogramar el subconsciente” y ¡presto!, se requiere de un peritaje profundo del proceso que llevó al paciente a la crisis y posteriormente al trauma.

Otra promesa “milagrosa” de John Milton, es pretender que con la asistencia a su show, las personas podrán tener un mayor rendimiento académico. El siguiente interlocutor le afirma y le pide ayuda al hipnotista: “supe que fue al CBTis 155 he hipnotizó a varios alumnos de la escuela que para que fueran más inteligentes en la escuela. La verdad quisiera que me hiciera lo mismo a mi porque siento que no doy el 100%”. -John Milton responde textualmente, “Le recomiendo compre los CD´s hipnóticos que proporcionan el mismo resultado”.

En Estados Unidos la Food and Drug Administration (administación de comida y drogas), declaró en su Compliance Policy Guides Sec. 335.300 Artefactos de Hipnoterapia – Grabaciones de Auto-hipnosis, que:

“Grabaciones, las etiquetas y texto que afirman que las grabaciones son efectivas como una forma de hipnoterapia (incluyento la auto-hipnosis) y tienen la intención de ser usadas en la mitigación, tratamiento o cura de enfermedades específicas o condiciones médicas, serán consideradas dispositivos mal etiquetados cuando vendidos para el uso común. […] La definición de Fraude a la Salud incluye la”… promoción, publicidad, distribución o la venta de artículos, cuya intención es de uso humano o animal …”)* para la orientación. […] Los cargos apropiados son 502 (a), en los que las etiquetas son falsas *o* engañosas porque los artículos no son efectivos para esos usos y 502(f)(1) en el que los artículos no tienen dirección adecuada para el uso ya que la adecuada dirección de uso no puede ser escrita para el uso inexperto de estos artículos…”

http://www.fda.gov/ICECI/ComplianceManuals/CompliancePolicyGuidanceManual/ucm073898.htm

Independientemente de la efectividad hipnótica de John Milton, México tiene uno de los ratings más bajos del mundo en el rubro educativo, inclusive por debajo de países con menos desarrollo al nuestro, según advirtió recientemente el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles. Aun así, John Milton se atreve a declarar que “Mediante la programación del subconsciente se presentan resultados académicos increíbles. Jóvenes que antes de ser inducidos al estado hipnótico presentaban calificaciones 6 y/o 7, después del proceso ahora son jóvenes de 9 y/o 10″. Quisiera que los maestros del CBTis 155 de Tijuana, nos dieran su opinión… y si guardan silencio, ¿por qué lo hacen?

Escondiendose en otra de sus verdades a medias, John Milton dice, “…la hipnosis no puede ser dañina o destructiva para el ser humano”. Y definitivamente no lo es, pero si puede causar sufrimiento ante la decepción y estafa que vive el público al descubrir que sus hijos siguen igual de atrasados en la escuela, después de asistir repetidas veces al show de hipnosis. Además de la contaminación que recibe el público mediante el refuerzo subliminal, de que el comportamiento exhibicionista, la payasada y el morbo, son lo máximo a lo que puede aspirar el mexicano.

Mucho se ha hablado sobre el uso de la hipnosis en el campo de los deportes profesionales. Indudablemente, la concentración y la capacidad de visualizar el juego, permite a los atletas mejorar su rendimiento, pero observemos la manera en que John Milton manipula su respuesta a la siguiente pregunta: “¿Es posible usar la hipnosis para incrementar la seguridad, automotivación y el positivismo a un grupo de atletas?”.

La respuesta de John Milton: “Acabo de estar trabajando en Monterrey, N.L. Durante mi estancia de casi 4 meses acudieron a las presentaciones los jugadores de los rayados del Monterrey. Entre los jugadores que acudieron en 5 o 6 ocasiones al evento, se encontraban El Gato Ortiz, Zavala, Carreño y el Chupete Suazo. La pregunta es ¿qué equipo quedó campeón de futbol 1era división?”

John Milton adjudica el éxito de Los Rayados a su técnica de hipnosis, cuando en realidad no hay forma de comprobarlo, pero si de negarlo, ya que la técnica utilizada por el equipo olímpico norteamericano es especializada, individualizada y proporcionada en lugares aislados, ¿Cómo es que los miembros de un equipo de futbol, se preparan en medio de un circo?

Lo más seguro es que el mismo John Milton fue quien otorgó a los jugadores “pases gratis” a su show, y así pudo utilizar su asistencia para auto-promoverse. Otra vieja táctica heredada del promotor circense P. T. Barnum, conocido por sus famosos engaños, allá por la segunda mitad del siglo XIX.

Más delante, John Milton es enfrentado por otro internauta que le afirma, “se ha dicho que es un fraude su show…”, -El hipnotista responde retóricamente, “para aquellos que piensen que es un fraude, los invito a que vayan al teatro, participen y que se llegue a la verdad”. Obviamente, el show existe, pero la promesa de superación en la escuela o a problemas psicológicos es un fraude, porque la hipnosis de teatro es una “caricatura” de la hipnosis clínica y hasta el momento, la única manera de mejorar académicamente es mediante el estudio y la disciplina; la hipnosis o auto-hipnosis no sirve de nada sin el estudio, al contrario, esconde las verdaderas causas del bajo rendimiento escolar, que usualmente son problemas familiares, económicos, emocionales, etc..

La verdad escondida es que si se asiste al show pensando en mejoras académicas o curas para problemas psicológicos, y pagas, ya fuiste estafado, porque los beneficios, aparte de la risa y la distracción, son inexistes. Y en eso consiste el fraude: hacer creer al público que el producto (espectáculo) posee los atributos “clínicos” que publicita en sus entrevistas y conferencias pseudocientíficas, pero hasta ahora en psiquiatría y psicología se sostiene que no se ha “curado” a nadie.

Respecto a las demostraciones televisivas de John Milton, otro interlocutor le confiesa, “lo he visto mucho en TV, el más asombro que llevé fue cuando usted fue al canal 12 y con una aguja le atravesó la mano a un Sr.!!!”. -Lo que John Milton no revela, es que esta demostración -nada tiene que ver con la hipnosis-. Es un ejercicio de -faquirismo-, ya que mediante el conocimiento del cuerpo se detectan zonas que son insensibles al dolor, que por tener una baja cantidad de ramificaciones sanguíneas, al ser penetradas con una aguja el sangrado es mínimo o nulo, como sucede con el lóbulo del oído o la mejilla. Esto lo he demostrado en escena y sin ningún tipo de “hipnosis”, -ojo-no estoy diciendo que la hipnosis es inexistente, simplemente que para este ejercicio es innecesaria.

La imagen de ver una aguja penetrar la piel, es muy impactante y crea shock en el espectador. Bajo estado de shock, la mente no puede discernir si lo que ve es “efecto” de la hipnosis o no. John Milton, para su propio beneficio económico, crea una falsa relación de causa y efecto entre la sugestión y el fakirismo, pero es inexistente, tan sólo es un producto de su charlatanería y de la manipulación de la ignorancia del público.


Una pregunta que reflejó cierta inquietud social, fue, “es verdad que hipnotizas y si es así por qué no trabajas para la justicia o algo así…”. -John Milton responde con la verborrea del charlatán, “Lo hago todos los días. A quienes no lo saben, noche tras noche además de la presentación cómica, se desarrolla una sinergia terapéutica colectiva en donde se establecen parámetros psicológicos internos en los que se programan mensajes de orden positivo”.

¿Cómo puede ser “positivo” dormirse bajo la orden de un estafador? ¿Qué es “una sinergia colectiva” y qué tiene que ver con la justicia? -John Milton habla como “experto todólogo”, cuando en realidad ha chupado mucho dinero de los tijuanenses, perpetuando la ignorancia y las superstición, corrompiendo el magisterio y aparentemente evadiendo al fisco. Por ello, le es muy conveniente que los mexicanos sigan sus instrucciones al pie de la letra: “¡Duérmanse!”.

“Dado que no existe ningun organismo regulador de hipnólogos, por lo menos de momento, será necesario asegurarse adecuadamente de quien nos va a hipnotizar” -Manuel Capella.

(Quien desee conocer los manuales profesionales de la hipnosis de teatro, usados en Estados Unidos por profesionales de Las Vegas, puede solicitarlos en la sección de comentarios, y con gusto se los enviré.)

—— o ——

2011, JOHN MILTON Y CECUT, ESTAFA DE HIPNOSIS TEATRAL

“La hipnosis de la TV es una caricatura de la auténtica”.

A continuación la publicidad electrónica enviada por el Centro Cultural Tijuana, en la que se relaciona la promoción escolar con la hipnosis de teatro. Abajo, una foto de la entrevista televisiva de John Milton, donde se hace pasar de representante de hipnosis clínica. Esta doble etiqueta es el fundamento ténico/legal del Fraude a la Salud por misbranding. Un hipnotista de teatro serio y responsable, no mezcla con fines publicitarios la hipnosis de teatro con la hipnosis clínica, porque implica ENGAÑO PÚBLICO.


En Marzo del 2010, escribí un artículo muy crítico sobre las conexiones entre la hipnosis teatral y la estafa, la superstición y el fraude. He recibido muchas “críticas”, que no pasan de ser opiniones infundadas y “defensas” de fans por su ídolo, John Milton.

Mi diferencia con Milton, -no es nada personal-. Al contrario, sigo la vieja tradición de los magos profesionales: Houdini, John Nevile Maskeylne, Alexander Herrmann y James Randi; y que consiste en revelar las conexiones entre el fraude, la superstición, la superchería, el crimen y la religión; ya que al ser un profesional de la magia, conozco los trucos y secretos del espectáculo y de la manipulación psicológica del público.

Si para comprobar “la efectividad de la hipnosis”, tienes que usar un truco de fakirismo, es porque es una estafa.

En México se permite que un show de payasadas disfrazadas de “hipnosis”, se venda como “curativo” y “educativo”, y en eso consiste el fraude de John Milton; en la promoción y explotación económica de la superstición y la ignorancia, a nombre de la “educación” y la “terapia”.

En Inglaterra, España o Estados Unidos, hacer este tipo de promoción con promesas teraputicos; la -hipnosis de teatro- muy poco tiene que ver con la -hipnosis clínica-, es motivo de investigación por FRAUDE A LA SALUD. John Milton vende su show con promesas terapéuticas y de superación a problemas psicológicos y educativos, cuya atención pertenece a la profesión clínica y al magisterio, pero no al teatro.

Recien se ha publicado una investigación realizada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), sobre la percepción pública de la ciencia y la tecnología, cuya conclusión explica, no sólo el bajo rendimiento académico del mexicano, sino de su falta de pensamiento crítico y de escepticismo ante la charlatanería de hipnotistas de teatro, psíquicos, ufólogos, astrólogos y demás fauna de lo “desconocido” y el “más allá”.

“El 57% de los mexicanos le teme a los cientificos”, y es por ello que recibo “críticas” de quienes supuestamente pueden “ver” la hipnosis, tan sólo porque alguien tiene los ojos cerrados y se hace el “dormido”. O de quienes tienen supuestos “posgrados en psicología” y desconocen que existe legislación internacional que prohibe publicitar un SHOW de hipnosis como “curativo” o “educativo”. Si las payasadas fueran “educativas”, México ya tuviera primeros lugares en desempecho académico en el mundo. Pero la risa, en un país como el nuestro, es el único consuelo del ignorante y desvalido, y los dueños de México lo saben y lo promueven como “distracción” y “válvula de escape”: “¡no razone, duérmase!”

Este año la situacion ha llegado al colmo, al ser la misma institución federal, CECUT, quien promueve como “educativo”, un show de payasadas. No tiene nada de educativo, el venderle al público una panacea pseudocientífica, que en muy poco se diferencía a los curanderos de pueblo y su “truco sagrado”: el placebo y la falsa esperanza, “corrosivos” del pensamiento crítico y el método científico.

Si esto sucediera en Inglaterra, España o Estados Unidos, no sólo John Milton ya hubiera sido multado o encarcelado por promoverse mediáticamente con -promesas milagrosas-, sino que la Gerente de Promoción Escolar del Cecut, Claribel Bernal Cruz, ya hubiera sido despedida por “complicidad” de fraude a la salud y promoción de pseudociencia.

Pero, estimado lector, no te quedes con mi opinión y conoce lo que piensan los especialistas, sobre la condición intelectual mexicana, y saca tus propias conclusiones respecto al origen del atraso cultural, intelectual, científico y tecnologico del país, ¿qué más se puede esperar de los administradores de la cultura en México?:

NURIT MARTÍNEZ, declara en El Universal del 5 de Enero, 2011:

La mitad de los mexicanos considera que los científicos son peligrosos para el país. Por ello, ante la presencia de enfermedades que la ciencia no reconoce, más de una tercera parte de la población dice que hay otros medios adecuados, como las limpias, la homeopatía y la acupuntura.

El nivel cultural, educativo y de conocimiento científico que tienen los mexicanos hace que casi 38% afirme que algunos de los ovnis (objetos voladores no identificados) que “se han reportado, son en realidad vehículos espaciales de otras civilizaciones”, o bien, confían en “los números de la suerte” y aceptan que “algunas personas poseen poderes síquicos”“.

http://www.eluniversal.com.mx/notas/735065.html

“Rosaura Ruiz, directora de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y ex presidenta de la Academia Mexicana de Ciencias, afirma que “no es posible que ante los avances tecnológicos y de la ciencia que nos brinda el siglo XXI, en México, la población tenga como opciones, para resolver sus problemas, a los horóscopos, la magia, los números de la suerte, la lectura del café, o a señoras que salen en la televisión o brindan sus servicios por teléfono para resolver lo mismo problemas de amor que de empleo o salud. Esto puede causar risa, pero es desesperante y grave para el desarrollo nacional”. 

La académica coincidió con el senador Castellón Fonseca al asegurar que esta concepción de los mexicanos sobre lo que es la ciencia es resultado de las “fallas del sistema educativo” y que se reflejan en los bajos resultados que se obtienen en las pruebas internacionales, como la que aplica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).”

http://noticias.universia.net.mx/ciencia-nn-tt/noticia/2011/01/05/776787/mexicanos-consideran-peligrosos-cientificos-PRINTABLE.html

CINTHYA SÁNCHEZ de El Universal, declaró el jueves 29 de marzo de 2007:

“La astróloga Madam Sazú, el investigador del fenómeno ovni Jaime Maussán y el estudioso de lo paranormal Carlos Trejo, El cazafantasmas son considerados científicos para la mayoría de la población, pues seis de cada 10 mexicanos piensa que la astrología es una ciencia y casi la mitad de las personas define en este mismo rubro a la parasicología.”

“La desinformación y asociar temas que nada tienen que ver con la investigación científica se convierte en un obstáculo para que la ciencia se desarrolle y obtenga mayores recursos e incentivos de las organizaciones privadas y públicas, concluye el estudio.”

http://www.eluniversal.com.mx/nacion/149725.html

LALO MÁRQUEZ de Sobrenatural.net, Noticias, Artículos y Comentarios sobre lo Paranormal desde el Punto de Vista Racional, declaró recientemente:

“No solo es ignorancia a nivel cultural, educativo y científico, también es la falta de una educación sobre cómo aprender a pensar racionalmente por uno mismo, es decir, la falta de escepticismo. Existen muchas personas que tienen un nivel cultural, educativo, y científico muy altos, pero carecen de una formación escéptica y eso las hace presa fácil de las creencias irracionales.” “Yo sigo suponiendo que lo que se necesita es enseñar a las personas las falacias y fallas en el pensamiento para que entiendan cómo es posible que uno pueda equivocarse al creer cosas extrañas.”

http://sobrenatural.net/blog/2011/01/05/mexicanos-creen-que-los-cientificos-son-peligrosos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: