OBRA NEGRA, el mapa no será el territorio, pero es evidencia…


La mayoría de los artistas y escritores, roban una buena idea cuando pueden,

y cuando se tiene con seguridad, valió la pena la ganancia.

Lo peor es que lo sabemos y luego lo detectamos,

pero nunca soñaron que siempre sospechamos.”

Bryan Waller Proctor

 

Artistas y público de la comunidad, fuimos convocados por el Cecut para asistir a la inauguración de la exhibición Obra Negra, en El Cubo. Fue una experiencia social de abundantes personalidades, discursos y vino. Indudablemente una noche para recordar.

 

Personalmente, esperaba encontrarme con referencias que me explicaran cómo es que la improvización de la construcción urbana, ha influído en las expresiones artísticas, o cómo la presencia de la frontera, ha determinado la temática artística de la región; ¿cuál fue la primerar vanguardia artística de Tijuana? O ¿qué causó el colapso del “boom artístico tijuanense” en el 2007? -Pero no hubo análisis. No hubo prognosis. No hubo catálogo.


La exhibición está dividida en tres secciones y ocupa un piso cada una. Al subir al segundo piso, uno de mis acompañantes me hizo hincapié en la similitud de una fotografía de Julio Orozco, en exhibición, con otra imagen de mi autoría:

 

-“Es como la foto de tu performance en el póster, ¿dónde está tu pieza?”.

-“La presté a los curadores, pero no está…”.

-“Y ¿les vas a hacer saber de la situación?”

 

Mi acompañante ser refería al póster de “Border Realities” en la que aparezco “crucificado” en la malla fronteriza. La obra original es el póster de la primera exhibición realizada por el Taller de Arte Fronterizo / Border Art Workshop (1985), que fue solicitada en préstamo para exhibirse en Obra Negra. Los curadores requisitaron el préstamo por escrito, en un correo electrónico fechado el 15 de enero de 2011, y firmado por Olga Margarita Dávila.

 

Otro dato curioso es que el póster, cuya importancia es clave para comprender el origen del discurso fronterizo, y que forma parte de los archivos de la Universidad de Santa Clara; no apareció la noche de la inauguración en las salas de la exhibición. Sin embargo para mi sorpresa si aparece la foto de Julio Orozco, donde José Hugo Sánchez hace el mismo performance en 1989.

 

Considerando las declaraciones hechas por los curadores de Obra Negra, Carlos Ashida y Olga Margarita Dávila, cito boletín: “la exhibición se convertirá en un espacio viviente en el cual nuevas perspectivas podrán ser reconocidas y visiones no claras pueden ser ajustadas por los hechos y los datos.” http://va-grad.ucsd.edu/~drupal/node/1967

 

Este artículo busca denunciar en favor de una -aclaración pública-, el plagio de mi performance realizado en 1985, en la frontera de México/Estados Unidos. El plagio es definido como la acción de copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias. Y es particularmente grave, si la obra plagiada no es de conocimiento público”.

 

Someto al escrutinio público el caso con toda la evidencia y la relevancia histórica del hecho.

 

La evidencia es la más decisiva demostración”

Marco Tulio Cicerón.

 

ANTECEDENTES

 

La foto en el póster original fue tomada por Michael Schnorr, maestro del Southwestern College. El póster se puede ver en línea desde la página del California Ethnic and Multicultural Archives, Dept of Special Collections, Donald Davidson Library, University of California, Santa Barbara: http://content.cdlib.org/ark:/13030/hb6c60100d/

 

La copia del plagio se encuentra en el segundo piso de la exhibición Obra Negra, en la sección dedicada al artista José Hugo Sánchez. Y se exhibe como una documentación de Julio Orozco, de uno de los performances de Sánchez.

 

Orozco me confirmó personalmente la noche de la inauguración, que la fecha de realización de la foto fue 1989; misma fecha que aparece en la fícha técnica. Es decir, cuatro años después de haberse publicado el póster de la exhibición “Border Realities” en la Galería de la Raza, San Francisco:

 

http://www.galeriadelaraza.org/eng/exhibits2/archive/artists.php?op=view&id=60&name=b&media=photo&mediaid=992

 

DETALLES TÉCNICOS DEL PLAGIO

 

Las imágenes del póster y de la foto, poseen semejanzas extremas en la forma en que se expresan las ideas y la composición:

 

1- Lugar: Frontera México / Estados Unidos.

2- Posición: Crucificado.

3- Idea: Hombre crucificado sobre la malla fronteriza.

4- Composición: Cuerpo completo / Vista frontal.

 

ANTECEDENTES DE PLAGIO

 

Fue públicamente conocida la acusación de plagio a José Hugo Sánchez, por el artista venezolano, Carlos Zerpa en 2008. Ya que Sánchez ganó la XVI Bienal Plástica del Estado, copiando la obra “Kalabala” de Zerpa (2005), bajo el título de “Narco Cráneo” (2006):

 

Ví la fotografía de la pieza del artista Hugo Sánchez y en verdad era un vulgar plagio […] Me da lástima el Hugo Sánchez, porque se que tiene talento. Me da lástima porque ha enloquecido. De verdad está loco de atar. Tiene que verse con un psiquiatra. Quizás recluirse en un sanatorio para que le den una cura de sueño o electrochocks.”

 

Carlos Zerpa. http://josehugosanchez.blogspot.com/

 

Y para más vergüenzas, está el caso de los plagios en Tijuana. Por partida doble el artista José Hugo Sánchez dio la nota. Primero con cierta obra que se adjudicó a su nombre siendo ajena y que se expuso en la galería HH. Luego con otra escultura que ganó en la Bienal de Plástica de Baja California (para mayordesmérito de ese certamen) y que descubrió como propio el performancero venezolano Carlos Zerpa.”


Payaso Ruín, Semanario Zeta, 28/1/08. http://tijuana-mata.blogspot.com/2008_01_01_archive.html

 

CONCLUSIONES

 

Sin buscarlo, he comprobado con evidencia material sensible,un segundo plagio de José Hugo Sánchez con la ayuda (consciente o inconsciente) de Julio Orozco. Los antecedentes históricos demuestran que Orozco y Sánchez, -durante el periodo de los 80s-, fueron alumnos del Southwestern College y/o trabajaron cercanamente con Michael Schnorr y mi persona. Pero, entre 1985 y 1989, ya habían pasado cuatro años como para decir que fue un “experimento artístico compartido”.

El agravio consiste en el plagio del concepto y el diseño por parte de Julio Orozco y José Hugo Sánchez. Y un error de omisión por parte de la curaduría, al no exhibir el póster original.

 

REPARACIÓN

 

Pido que los artistas del plagio reconozcan públicamente el hecho, y que sus declaraciones queden documentadas en los archivos de Obra Negra y del Cecut, y que este artículo se adjunte a la exhibición pública del póster “Border Realities”.

 

Gerardo Navarro, Nemónico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: