2012 LA APUESTA DEL MILENIO, ¿Apocalípsis o Regeneración? ¿Profecía o Predicción? ¿Fe o Razón Crítica?


A estas alturas, es fácil afirmar que el próximo 21 de diciembre del 2012, el mundo no se acabará, ni habrá transformación espiritual masiva. Lo difícil es demostrar por qué la profecía y la fe, siguen dominando las mentes, no solo de creyentes y supersticiosos, sino de gente educada y profesional.

Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…. del miedo al cambio.” -Octavio Paz, Nobel, 1990

A todos nos gusta apostar*, pero no todos apuestan igual. Algunos apuestan sobre el miedo y la superstición. Otros, sobre la razón crítica y la información.

¿A qué grupo perteneces?

Hoy 21 de diciembre de 2011, a 364 días del “fin del mundo” o de su “regeneración galáctica”, lanzo públicamente:

Una apuesta a favor de la salud mental del mundo.

¿Piensas que mi apuesta es cínica o absurda? -Piénsalo de nuevo.

 

¿Qué se pone en juego en esta apuesta**?

Los boxeadores pierden el cinturón. Los luchadores pierden la máscara o la cabellera. Las personalidades públicas pierden la reputación.

Te has preguntado,

¿Qué pierde un profeta?

Las profecías aparecen cada año y no se cumplen. Nadie dice nada. El público olvida, nuevas profecías y mitos urbanos emergen, congestionan la red, los medios y las mentes. Los mitos proféticos de hoy, se construyen con declaraciones increíbles que hacen dudar del sentido y la inteligencia común, por Ej.: cambios espontáneos del ADN, aparición del planeta Niburo, olas acuarianas de renovacion espiritual, el regreso de Quetzalcoatl, saltos cuánticos psíquicos, o llamadas de alarma con tormentas solares, alineaciones galácticas, secuestros extraterrestres, y un largo etc…

Profetas, psíquicos, gurús, videntes, pseudo científicos, conferencistas y escritores de la New Age y la Old Religion; públicamente, no son responsables de los efectos colaterales de sus profecías, teorías de conspiración y shocks de amarillismo agorero. Producen miedos colectivos, psicosis, suicidios masivos, y “marejadas” de ciudadanos volcándose a supermercados y centros comerciales. Recordemos la reacción pública generada el pasado mes de septiembre por el Mega Apagón. El amarillismo provocó compras impulsivas, especulación, vandalismo y actitudes vigilantes en Tijuana y San Diego.

El horror por el error.

 

Si “el error humano ha sido citado como causante o factor contributivo en desastres y accidentes en industrias como energía nuclear, aviación, exploración espacial y medicina”, ¿por qué, las profecías que ofrecen miedo y falsas esperanzas, no son cuestionadas y criticadas por perpetuar el error?

El error humano en este caso, es “creer ciegamente” en contra de la evidencia y de los hechos, es decir, ninguna creencia ha derrotado a una ley natural. La naturaleza es psíquica, porque la materia es inteligente:

La realidad empírica posee más información que cualquier creencia o profecía.

Fe es creer sin cuestionar. Creer por fe, significa basar nuestras decisiones de vida en ilusiones. Las ilusiones nos separan, nos desconectan de nosotros mismos, de una auténtica vida interna y de un enlace real con los demás. Cuando se es prisionero de las ilusiones, se pierde el espacio propio y el acceso directo a pensar por uno mismo, y de esta forma perdemos el control de nuestra vida.

Ninguna creencia ha derrotado las leyes físicas.

 

El error profético se origina en su fuente irracional. Las profecías son ficciones, utópicas y distópicas, no se pueden comprobar, ni se pueden negar. Son actos de fe basados en la inspiración divina, sobrenatural y extraterrestre. Son creencias sin sustento en el mundo natural, y se cumplen en la mente del creyente. La fe es un sustituto fatal del conocimiento. La profecía es el miedo y la esperanza, en forma de amenaza y promesa metafísica.

Profecías y creencias apocalípticas, provocan falsos miedos.

Profecías y creencias utópicas, provocan falsas esperanzas.

Hay profecías de destrucción y regeneración, pero esto es algo absurdo en un mundo, en el que la matería no se crea ni se destruye, sino sólo se tranforma… Por lógica, la presencia de dos profecías opuestas sobre el mismo tema, hace que ambas posibilidades se cancelen. Hay tantas profecías que contradicen a otras profecías, que el vaticinio del futuro no tiene ninguna certeza, es puro entretenimiento cultural.

El tiempo es números en movimiento.

 

El futuro no es azaroso, sino probabilístico.

Predicción se refiere a un pronóstico exacto que depende del proceso lógico de causa y efecto. Para realizar una predicción o pronóstico, sólo se requiere de conocer los fundamentos de la situación inicial, y de las variantes lógicas posibles que intervienen en el desarrollo del sistema o de la situacion por predecir.

La anticipación es la forma más favorable de moldear los sucesos a tu favor.

 

Un peligro anticipado, es medio peligro.

La duda es un “instrumento de dos filos”. La incertidumbre, un principio que incita a avanzar por ensayo y error, realizando innovaciones positivas para nuestros fines.

Tienes el derecho a organizar tu mente.

La Apuesta del Milenio consiste en hacer una predicción a favor de la salud mental, usando la información, la causalidad, la heurística y la deducción: El viaje mental por el tiempo, la habilidad que nos dio el control de la cadena alimenticia.

La Apuesta del Milenio es una predicción por una de dos posibilidades:

– POSIBILIDAD A –

PROFECÍA (Apocalipsis o Utopía): Una transformación drástica en sentido catastrófico o de renovación espiritual. “Profecía es un don sobrenatural que consiste en conocer por inspiración divina las cosas distantes o futuras”.

– POSIBILIDAD B –

PREDICCIÓN (Continuidad): El mundo y la humanidad seguirán el curso de sus actos presentes, sin caer en los extremos de la posibilidad A. “Predecir algo es anunciar por ciencia o conjetura algo que ha de suceder”.

El objetivo es comprobar que la PREDICCIÓN, -producto de la razón crítica-, es superior en certeza a la PROFECÍA.

La Apuesta del Milenio, busca promover el hecho de que la evolución favorece a la anticipación, porque implica sobrevivencia; vs la tradición de la profecía que implica evasión, abandono, miedo, suicidio, destrucción o renovación, redención y vida eterna.

La diferencia fundamental entre la profecía y la predicción, es la comprobación. La profecía no se puede comprobar, la predicción, si.

La comprobación de la Apuesta del Milenio, será el 21 de diciembre de 2012.

Si en esta fecha el mundo no se termina, ni sucede cambio espiritual o psicológico a gran escala; la apuesta habrá sido ganada por este autor y quienes comparten su postura:

Creo en el poder de creer, pero no en las creencias. No es necesario creer en el más allá, para saber vivir y morir. Aceptar la duda como parte de la ignorancia, es encaminarse al conocimiento mediante el estudio y la crítica.”

Temor, incertidumbre y duda, una estrategia.

La Apuesta del Milenio es una predicción fundamentada en la investigación de evidencia arqueológica, astronómica, histórica y cultural. Es un pronostico a favor de la hipótesis de que “2012”, es parte de la propaganda diseñada para sembrar un estado de opinión particular con propósitos religiosos, empresariales, y políticos en año electoral. Y busca resposabilizar, evidenciando los daños colaterales de vaticinios, profecías, simulaciones, ficciones, noticias, y memes “virulentos” de profetas y personalidades del mundo psíquico, paranormal, chamánico, religiosos, mediático, editorial y del entretenimiento.

La Apuesta del Milenio es una predicción en contra de quienes pretenden mantener la vida en la Tierra, condicionada a un solo pensamiento impulsor y promotor de una realidad supuestamente inalterable y sujeta a un poder metafísico. Y en contra del poder pastoral de cultos y religiones organizadas que monopolizan mentes con doctrinas de fe, duda, miedo, amenazas sobrenaturales, placebos místicos, y falsas esperanzas.

¿Ver para creer o creer para ver?

 

Si la realidad es la percepción de nuestros sentidos, ¿será nuestra percepción de la realidad, parte de una simulación mediática y cultural que se moldea en nuestros cerebros? -Lo que sucede en las noticias es lo que se sabe y conoce del mundo y de la historia cotidiana. Quien controla el flujo de la información, manipula los fundamentos externos con que la mente del espectador construye su realidad interna.

Lo real, lo virtual, lo simulado, lo creido.

Qué creemos, qué no creemos y cómo creemos, es asunto delicado. Nuestra capacidad para creer ayuda, engaña, y fácilmente se nos olvidan las consecuencias de creer sin cuestionar.

Las creencias son las ilusiones de la mente colectiva. El efecto placebo nos demuestra que podemos ser sugestionados al grado de vivir efectos psicosomáticos. El teorema de Thomas, lo explica de la siguiente manera, Si una situación es definida como real, esa situación tiene efectos reales.”. Y como el campo de nuestra conciencia puede ser alterado por la dirección de nuestra atención; la distracción, la variedad y la repetición, son las tecnicas del control mental masivo.

Perdemos consciencia de nuestro propio poder de auto-sugestión.

Para no perder la salud mental, es fundamental sabernos creadores y consumidores de creencias, porque las explicaciones racionales no bastan para llegar al fondo de un misterio. Somos esencialmente animales irracionales, y necesitamos creer que hay algo más allá para seguir alimentando nuestra motivación. En el acto se nos olvida que somos nosotros mismos quienes estamos creando la creencia.

Algunas cosas son aciertos de “creer” y otras son un error por haber “creído” ciegamente, sin comprobación.., por ejemplo: Creer que hay “ciclos de transformación o destrucción humana que responden a movimientos de estrellas, planetas o galaxias”; es un error que consiste en negar el libre albedrío del individuo y la responsabilidad de su propia evolución como sujeto histórico.

La responsabilidad de nuestros actos implica consciencia, voluntad y libertad: Sin libre albedrío no hay valores, ni decisión, ni responsabilidad moral.

Cultos y gurús del fin del mundo, el peligro de un abuso.

Por lo general las profecías crean un ambiente de psicosis masiva en base a la duda, la ignorancia, la angustia, la desesperación, la impotencia, el morbo, y la manipulación. Las consecuencias de las creencias proféticas se pueden categorizar de acuerdo al grado de desinformación y manipulación psicológica que ejercen gurús, guías de cultos, sacerdotes, hierofantes, divulgadores de lo paranormal, pseudocientíficos, astrólogos, políticos y medios comunicativos.

LEVE O NULA- Por ejemplo aquellos escritores, conferenciantes, conductores, pseudo-iluminados y pseudo-científicos, que lucran vendiendo libros, cursos, programas de radio, cable y TV; hablo de Geryl, José Argüelles, Gregg Branden, John Mayor Jenkins, Steve Alten, Joanna Macy, Daniel Pinchbeck, Peter Russel, Christine Page, Corine McLaughin, Jay Winder, Ervin Laszlo, Karl Maret, Janosh, Carl Johan, Malkún Rojas, El Brujo Mayor, Jaime Maussan, Walter Mercado, Pedro Ferríz, Sixto Paz, Calleman, etc..

MEDIA- Incluye peligrosidad mental, emocional, y económica, con consecuencias que van de lo reversible a lo irreversible. Son religiones, sociedades, sectas y cultos de “fin del mundo, castigo divino y condena eterna”, fundadas para el lucro gremial, personal o la megalomanía política; instalan contenidos mentales en sus seguidores mediante doctrinas, rituales, lavado cerebral, uso de activismo político en templos con el propósito de erosionar el estado laico e imponer su creencias y valores con el miedo, la presión grupal y los medios de comunicación, por Ej.: diócesis mexicana, el Yunke, Iglesias cristianas de los últimos días, Cleargreen, Iglesia de la Cienciología, La Familia Internacional, sectas budistas sur coreanas, Kalki Bhagavan, iglesia de la Unificación, La Santa Muerte, etc..

ALTA- El grado de peligrosidad es “mortal”. Lo representan los cultos que inducen al suicidio ante la posible llegada de “el fin del mundo”. Promueven el abandono de propiedades, familia, trabajo, y contacto con el mundo profano y la vida, por Ej.: Reverendo Jim Jones, Charly Manson, Shoko Asahara, Orden del Templo Solar, Heavens Gate, Applewhite, David Koresh, etc..

No te arriesgues. Razona por ti mismo.

Quienes se someten voluntariamente a la voluntad de líderes de cultos, sectas y religiones, sin lograr resistir las maniobras de estos operadores, ponen en peligro su salud mental, su felicidad y seguridad patrimonial.

Desconócete a ti mismo… Toma riesgos calculados.

El nuevo paradigma no puede ser religioso.

Significaría un regreso a la irracionalidad, al miedo y al primitivismo humano.

Nacemos para cuestionar las respuestas a todas las preguntas que se ha hecho la humanidad. Nacemos para hacer preguntas, especialmente para cuestionar cómo debemos vivir y morir.

El miedo no tiene sentimientos, pero vende emociones fuertes.

Tenemos fobia a lo desconocido y a lo nuevo. Tenemos miedo a elegir un futuro por la posiblidad de error, y a imaginarlo por falta de confinaza y conocimiento. Tenemos miedo a examinarnos interiormente por terror a lo que podamos encontrar.

El miedo nos paraliza y nos hace dependientes de fuerzas externas invisibles y nos ciega ante las causas del futuro inmediato. Propicia regresiones a estados de impotencia e incapacita el pensamiento crítico, y reduce al individuo al estado infantil de la dependencia emocional.

Ninguna cultura o civilización puede ser conquistada o dominada, si su mente colectiva no está controlada: La ignorancia, el miedo y la desinformación, minan la seguridad, la voluntad, y la certeza del individuo.

La infantilización a base de miedo.

Las profecías son ficciones simbólicas.

No hay libros “divinos”. Todos los libros han sido escritos por humanos.

El resultado de las profecías mediatizadas, es el refuerzo del miedo psicológico a vivir plenamente nuestra existencia por la incomprensión del desorden, de la crisis y de nuestra vida interior; situación que nos hace buscar respuestas fuera de nosotros mismos y del mundo. Al depositar nuestra confianza en una profecía, -utópica o distópica-, creemos anular la responsabilidad de nuestras decisiones por el estado de nuestra salud, desenvolvimiento, evolución y progreso. Cuando el mundo se radicaliza, la conciencia debería responder. La conciencia fuera de este mundo es impontente.

El simbolismo no es la verdad. La verdad es simbolismo.

Regeneración/Apocalípsis, dos caras de la ficción profética.

El mundo se ha estado acabando desde que comenzó. Ha habido tantos finales y Nuevas Eras, -sin suceder-, que el margen de error de las profecías es de un 100%.

Si quieres conocer el futuro de tu país, examina el conciente y subconciente colectivo de tu sociedad.

El pasado es la historia del futuro. Y por regla histórica, los grandes miedo y las grandes esperanzas, rara vez se cumplen.

¿Cuáles son las probabilidades de la excepción?

¿Por quién vas a apostar?

¿Profecía o Predicción?

¿Fe o Razón crítica?

Gerardo Navarro, Nemónico.

http://www.teatrodelamente.blogspot.com

gerardonemonico@ymail.com

*“Una apuesta es una forma de juego basado en el azar, del que se espera obtener algún tipo de beneficio. El procedimiento de apuesta consiste en un depósito de dinero o algún objeto de valor en función de un evento contingente, con el objetivo de obtener dinero o bienes adicionales.”

**Las apuestas también pueden llevarse sobre un objeto que no sea dinero, y sin el propósito de obtener bienes materiales, pero con el objetivo de comprobar la fiabilidad de un sistema. Porque en la virtualidad de las ideas y las creencias, las apuestas se hacen sobre la credibilidad profesional y la certeza humana.

__________________________________________________________

“2012, LA APUESTA DEL MILENIO”, VERSION YOUTUBE. Haz click al gráfico:

Anuncios

2 pensamientos en “2012 LA APUESTA DEL MILENIO, ¿Apocalípsis o Regeneración? ¿Profecía o Predicción? ¿Fe o Razón Crítica?

  1. Pingback: 2012, ¿NUEVA ERA O VIEJA MENTALIDAD? « Teatrodelamente’s Blog

  2. Pingback: Teatrodelamente’s Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: