TABULA RASA: EL PROGRESO ES UN DISCO RAYADO


Foto: Inmediatismo retrógrado: Cuando perdemos el vasto horizonte de la historia, por enfocarnos a una causa inmediata, descartando el resto de las vertientes. Pensar que el cambio verdadero es exclusivamente político, cuando hay un panorama de decisiones que podemos tomar y que harían una gran diferencia. Limitarse a pensar el cambio a acciones política, perdiendo de vista el espacio privado y la fuerza, que representan las acciones con previsión, responsabilidad y dirección. Limitar el dominio del sistema a lo política, ignorando la omnipotencia de los medios, la cultura de masas, las tradiciones, las creencias, los tabús, los dogmas y la educación.Inmediatismo retrógrado: Cuando perdemos el vasto horizonte de la historia, por enfocarnos a una causa inmediata, descartando el resto de las vertientes. Pensar que el cambio verdadero es exclusivamente político, cuando hay un panorama de decisiones que podemos tomar y que harían una gran diferencia. Limitarse a pensar el cambio a acciones política, perdiendo de vista el espacio privado, y la fuerza que representan las acciones con previsión, responsabilidad y dirección. Limitar el dominio del sistema a lo política, ignorando la omnipotencia de los medios, la cultura de masas, las tradiciones, las creencias, los tabús, los dogmas y la educación.

Foto: Es común conocer a enfermos que se niegan a cambair sus patrones de vida, que son los mismos que los están matando, esa es la condición humana, nos negamos a cambiar, porque creemos que somos nuestra identidad cultural, nuestros hábitos y adicciones. Un error fatal.

Es común conocer a enfermos que se niegan, a cambiar sus patrones de vida que son los mismos que los están matando. Esa es la condición humana, nos negamos a cambiar, porque creemos que somos nuestra identidad cultural, nuestros hábitos y adicciones. Un error fatal.

Foto: El verdadero "cambio" social, no es político, ni espiritual, no es el cambio en el bolsillo, ni el cambio de clima. El busilis del cambio es la biología: la gente hace lo que quiere, sin importarle el futuro, el medio ambiente, los recursos o los demás. La solución no nos viene "natural", porque lo natural en el humano es el problema. Vivimos en una sociedad involutiva, que exacerba el regreso al cerebro reptiliano, a la ley de la selva y todos los comportamientos que se desencadenan al desordenar los instintos y dejar los deseos fuera de control, como la competencia rapaz, el consumismo, la acumulación, el desperdicio y la sobrepoblación, y sobre esta condición, tenemos la cultura y las tradiciones dictando las pautas del progreso a base de nuestras adicciones.

El verdadero “cambio” social, no es político, ni espiritual, no es el cambio en el bolsillo, ni el cambio de clima. El busilis del cambio es la biología: la gente hace lo que quiere, sin importarle el futuro, el medio ambiente, los recursos o los demás. La solución no nos viene “natural”, porque lo natural en el humano es el problema. Vivimos en una sociedad involutiva, que exacerba el regreso al cerebro reptiliano, a la ley de la selva y todos los comportamientos que se desencadenan al desordenar los instintos y dejar los deseos fuera de control; la competencia rapaz, el consumismo, la acumulación, el desperdicio y la sobrepoblación; y encima de esta condición tenemos la cultura y las tradiciones dictando las pautas del progreso, a base de explotar nuestras adicciones y crearnos otras.
Foto: Idealizar la irracionalidad, es no comprender que el principal factor de nuestro fracaso como cultura y como especie, reside en nuestras adicciones a lo irracional: A los impulsos, emociones y deseos, que nos impiden pensar más allá de nuestra auto gratifiación, satisfacción y egoísmo natural; porque la  crisis de México y la solución a los problemas de la civilización planetaria, requieren de planeación, de administración, de disciplina, de sustentabilidad, de moderación, de auto control, y todas esas facultades son racionales.
Idealizar la irracionalidad, es no comprender que el principal factor de nuestro fracaso como cultura y como especie, reside en nuestras adicciones a lo irracional: A los impulsos, emociones y deseos, que nos impiden pensar más allá de nuestra auto gratifiación, satisfacción y egoísmo natural; porque la crisis de México y la solución a los problemas de la civilización planetaria, requieren de planeación, de administración, de disciplina, de sustentabilidad, de moderación, de auto control, y todas esas facultades son racionales.
Foto: La diferencia entre un chimpancé y un hombre, es que el hombre se hace preguntas, se pregunta por qué, tiene una inclinación biológia a descubrir los misterios de la naturaleza y el universo. Todo lo que niegue el cuestionamiento del hombre, va en contra de su herencia evolutiva; la religión, la autoridad, la educación, la superstición, dios. Es tal la inclinación de la huamanidad por cuestionarse, que hemos descubiertos la leyes de la naturaleza, desencadenado la fuerza del átomo, salido fuera de la gravedad, viajado por el al espacio, y hasta hemos acabado con el medio ambiente, nuestro propio sustento. En caso de extinsión, en el epitafio de la especie se podrá leer: "¿Por qué?"
La diferencia entre un chimpancé y un hombre, es que el hombre se hace preguntas, se pregunta por qué, tiene una inclinación biológia a descubrir los misterios de la naturaleza y el universo. Todo lo que niegue el cuestionamiento del hombre, va en contra de su herencia evolutiva; la religión, la autoridad, la educación, la superstición, dios. Es tal la inclinación de la humanidad por cuestionarse, que hemos descubiertos la leyes de la naturaleza, desencadenado la fuerza del átomo, salido fuera de la gravedad, viajado por al espacio exterior, y hasta hemos aumentado el desequilibrio del medio ambiente, de nuestro propio sustento y hogar, y en caso de extinsión en el epitafio de la especie se podrá leer: “¿Por qué?”
Foto: Tábula rasa: La cancelación de la deuda, de todas la deudas, es la única manera de volver a comenzar todos iguales. Pero nos enfrentamos al tabú de que la riqueza es irreversible. Una creencia que la oligarquía adoctrina desde la infancia a los pueblos, y que contradice la historia: Roma fue la primera civilización que desapareció el ritual de la cancelación de la deuda pública, antes, todas las culturas lo hacían periódicamente, era un ritual político.
Tábula rasa: La cancelación de la deuda, de todas la deudas, es la única manera de volver a comenzar todos iguales. Pero nos enfrentamos al tabú de que la riqueza es irreversible. Una creencia que la oligarquía adoctrina desde la infancia a los pueblos, y que contradice la historia: Roma fue la primera civilización que desapareció el ritual de la cancelación de la deuda pública, antes, las culturas lo hacían periódicamente, era un ritual político.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: