LA POLÍTICA DESAPARECE EN EL ESPECTÁCULO DEL PODER


Es tanta la simulación del poder, que su falsedad se sostiene a base de la oposición que le inyecta realidad. Entre más oposición, más real se hace la presidencia de EPN, porque las manifestaciones y las protestas ya han comenzado a tener un efecto de legitimizar la simulación democrática. El poder ahora puede decir de que por el hecho de que existe una oposición, significa que existe “la democracia”. Hasta el hecho de atacar y burlarse de EPN, lo hace de una forma retorcida más popular, es decir, es más “popular” porque es tan inpopular… Tal vez lo más radical sería no manifestarse, no protestar públicamente, porque la “unanimidad” demuestra por defecto la inexistencia de la democracia. Y esta condición absurda obligaría al poder a movilizar su propia simulación de “oposición”. Lo más inteligente a nivel de simulaciones políticas, es dejar solo a EPN…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: