EL TEATRO DE LA MENTE: ESCAPA LA MATRIZ MEDIÁTICA


trabRECUPERA IMAGINACION TIRA LA TV

(Monólogo final, “Nemónico, Teatro de la mente”)

Hemos llegado a la parte final del show, y quisiera recapitular el propósito de este viaje con una pregunta:

¿Cuál es la diferencia entre una creencia de fe, y una creencia científica?

La comprobación. La comprobación hace que los hechos se vuelvan verdaderos, pero la verdad puede ser ajustada y a pesar de ser singular, también puede ser fragmentada y simulada apelando a la lógica, a los números, al discurso y a la razón, tal como lo he demostrado esta noche.

¿Y cuál es el propósito de este ilusionismo psicológico? -Aparte de ofrecer un entretenimiento informado, -es la política de la mente-. Se nos escapa que las funciones de la mente tienen consecuencias políticas, y las acciones políticas tienen efectos en los pensamientos de todos.

El teatro de la mente además de comprobar que la comprobación misma también es una ilusión, hace que se suspenda la duda y se confunda el espectáculo con la realidad, ¿y esto qué tiene que ver con política? -Por ejémplo, el creer que lo que se proyecta en una pantalla de cine es parte de la realidad, es algo que ya no se nos ocurre pensar hoy, pero ese es el shock que vive quien por primera vez tiene la experiencia de ver una película. Y yo les pregunto, si no creen real lo que ven en una pantalla de cine, ¿por qué creen que lo que se proyecta en la pantalla de televisión, si lo es? ¿sólo porque hay noticieros, deportes y comerciales? ¿o porque es una transmisión en vivo?

Ante el avance de la simulación, la clonación y los transgénicos; lo real, lo natural y lo organico está en vías de extinsión, y lo auténtico, los hechos y la verdad son cada vez más difícil de conocer y de definir. Esta condicion demuestra la fragilidad de nuestras capacidades racionales para identificar la separación entre la ficción y lo real.

La simulación mediática ha sustituido nuestra experiencia directa, a cambio de información procesada, diseñada, editada y dosificada para darnos un significado virtual del mundo, a cambio de olvidar las relaciones que definen el costo de la vida, la condición humana y su control.

Si la televisión no es la realidad; ni las noticias, los hechos; ni los documentales, la verdad; en principio no hay nada que nos garantice que lo más íntimo de nosotros, nuestra conciencia, no sea un recuerdo artificial procesado y archivado en el inconsciente colectivo de la globalización.

La televisión sustituye experiencias reales por “recuerdos artificiales”, y utiliza las ficciones de la cultura de masas como sustitutos de la experiencia y el significado de la vida realmente vivida con toda su intensidad de consecuencias y entrega; y cuando esto le sucede al individuo, adquiere el comportamiento de seguir, imitar y replicar, porque ha sufrido el reemplazo de sus auténticos atributos psicológicos, a cambio de ficciones y simulaciones prefabricadas para darle placer e identidad.

De esta forma la programación televisiva pasa a ocupar el espacio del teatro de la mente, y sustituye nuestros sueños, pesadillas, recuerdos, emociones, sentimientos, pensamientos, y automáticamente modifica nuestro ser, porque somos seres audio visuales y el ser humano ve lo que cree ser, porque cree en lo que ve. Y si lo único que el ser humano ve es televisión, esa programación será lo que buscará actualizar y ser, y quedará atrapado en una loop mental donde se hace lo que eres y eres lo que haces.

El ser humano actualiza la programación mediática en su existencia, creando los muros de una prisión transparente de información, creencias y comportamientos. Nos deberíamos preguntar, ¿me relaciono con gente que aun es humana o soy yo también un posthumano, prisionero en el inconsciente colectivo de la globalización?

Si enfrentamos nuestra falsedad y vacío, la desilusión es parte de la madurez, pero no quedaremos desamparados porque en ese momento habremos alcanzado nuestra propia realidad. De ti depende continuar descubriéndote, desconectándonte y actualizándote.

Anuncios

2 pensamientos en “EL TEATRO DE LA MENTE: ESCAPA LA MATRIZ MEDIÁTICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: