LOCURA RACIONAL Y CONCLUSIONES DESECHABLES


Imagen

La sensación de no poder encontrar un solar de significado a lo que acontece a nuestro alrededor, es el vértigo de una caída libre, pero en realidad es una ilusión creada por la velocidad con que cambia la información. Y este cambio no representa el cambio real del mundo, es una simulación mediática que genera la percepción vertiginosa y la angustia ante la imposibilidad de no poder hallar un punto de referencia y de comprensión al presente y al porvenir. La incertidumbre es exponencial y el “aislamiento” puede ser una respuesta sensata, puesto que al desconectarse de la matriz de la cultura de masas, pareciera que uno está fuera de la actualidad del mundo, pero esta sensación también es una ilusión creada por la adicción a la información.

Vivimos una situación en la que la propia humanidad, sus acciones, sus creencias, hábitos, estilos de vida, políticas y religiones, se doblan sobre si mismas como una espiral que hace que sea imposible para el ciudadano común realizar una síntesis de los acontecimientos, sacar una conclusión que tenga vigencia por más de 48 horas.

La corriente informática no tiene secuencia narrativa ni sentido, es una cacofonía de eventos y sucesos que pasan y son sustituidos por otros eventos sin haberse terminado o resuelto, sin haberse digerido y comprendido. La saturación de información tiene como consecuencia el olvido, puesto que la memoria no es infinita y el tráfico de la información crece exponencialmente, el cerebro al intentar comprender se enfrenta a sus límites, el olvido se vuelve automático puesto que al día siguiente los medios ya están hablando de otra cosa.

La actualidad no tiene memoria. La actualidad mediática reemplaza día a día nuestros recuerdos, porque no somos capaces de retener tanta información y es necesario olvidar para poder asimilar la actualización siguiente. Bajo estas condiciones el ser humano del siglo XXI ha perdido su enfoque, su autoestima, su seguridad metafísica, al descubrir que ni las creencias religiosas ni la racionalidad en forma noticiosa y documental, le dan respuesta duradera y alivio a la sensación de asalto a su intimidad por parte del bombardeo mediático que simultáneamente le produce angustia, puesto que en un presente que cambia constantemente nunca estaremos completamente actualizados.

La matriz de la cultura de masas genera una forma adictiva de locura racional, que ha desaparecido la esperanza en la masificación banal de lo humano, y la distracción y el entretenimiento son el sustituto. Seguir conectado a los medios esperando que llegue algún significado o alguna explicación de fondo a los acontecimientos del mundo, es como esperar que la religión nos explique los mecanismos financieros de la economía global: El sistema no se explica así mismo, se mistifica.

Anuncios

3 pensamientos en “LOCURA RACIONAL Y CONCLUSIONES DESECHABLES

  1. Verdaderamente cierto, se pueden hacer varias lecturas, siguiendo lo que has expresado… hiper complejo. Gracias por compartir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: