“EL PACTO”, FICCIÓN POLÍTICA PORNO


Foto: "EL PACTO", FICCIÓN POLÍTICA PORNO: Los que mandan y aprietan con desimulo las quijadas, los que firman las actas y los cheques, los que sufren impotencia por exceso de poder, el Viagra no les sirve, necesitan pasar por las armas a sus secretarios en el ritual de la cofradía de la mano caída; el círculo de los enzartados en fila adoran el miembro inchado, comulgan el agrio semen del patriarca, del cacique, del macho calado que pide a sus secretarias que se doblan a gatas, y se abran para recibir la violación tumultuosa por todos sus orificios; un ano, un pene, una boca, un dedo, un puño, más y más saliva, excremento como pomada; orgía desenfrenada de la riqueza del tráfico, del secuestro, de la trata, de la pederastía, de la corrupción diversificada con el financiamiento de los señores del narco, del mercado negro y la piratería; todos los bienes y valores pervertidos hechos dildos lubricados de nacionalismo; la esclavitud industrial es una orgía en el matadero digno de una película de Passolini, Sade o Aleister Crowley; afuera cantan en coros las damas de la alta sociedad, sus fosas nasales atascadas de coca, acarician los miembros flácidos de la curia en las capillas y las catedrales ensangrentadas de petróleo, chapopote, lodo, de todo eso que oímos pero no vemos tras las sombras del ocaso impuesto por los medios; y cada día las plazas de México amanecen con baldosa pegajosa de semen, cabellos, uñas, sangre, zapatos, bragas, jeringas y condones usados de mugre. No hay quien limpie, las botas de la escolta marcial en marcha pasan con la bandera airosa, pisan el debrís de la orgía, suena a cruda el himno nacional, los ciudadanos sangran por el fondo, dejan manchas rojas y húmedas en sillas, bancas, asientos del cine, de la escuela, y de su casa... Pessoa tenía razón, el poder es el verdadero anarquista.

Los que mandan y aprietan con desimulo las quijadas, los que firman las actas y los cheques, los que sufren impotencia por exceso de poder, el Viagra no les sirve, necesitan pasar por las armas a sus secretarios en el ritual de la cofradía de la mano caída; los miembros del círculo de los enzartados en fila adoran el miembro inchado y comulgan el agrio semen del patriarca, del cacique, del macho calado que pide a sus secretarias que se doblen a gatas, y se abran para recibir la violación tumultuosa por todos sus orificios; un ano, un pene, una boca, un dedo, un puño, más y más saliva, excremento como pomada; orgía desenfrenada de la riqueza del tráfico, del secuestro, de la trata, de la pederastía, de la corrupción diversificada con el financiamiento de los señores del narco, del mercado negro y la piratería; todos los bienes y valores pervertidos hechos dildos lubricados de nacionalismo; la esclavitud industrial es una orgía en el matadero digno de una película de Passolini, Sade o Aleister Crowley; afuera cantan en coros las damas de la alta sociedad, las hijas de las Poquianchis con sus fosas nasales atascadas de coca, acarician los miembros flácidos de la curia en las capillas y las catedrales ensangrentadas de petróleo, chapopote, lodo, de todo eso que oímos pero no vemos tras las sombras del ocaso impuesto por los medios; y cada día las plazas de México amanecen con baldosa pegajosa de semen, cabellos, uñas, sangre, zapatos, bragas, jeringas y condones usados de mugre. No hay quien limpie, pasan las botas de la escolta marcial con la bandera airosa, pisan el debrís de la orgía. A cruda suena el himno nacional, los ciudadanos sangran por el fondo, dejan manchas rojas y húmedas en sillas, bancas, asientos del cine, de la escuela, y de sus autos.

Desperté, abrí los ojos, tuve un mal sueño, comí demasiados tacos, las vísceras me dolían, estaba tapado, no podía sacarme la imagen del sueño. Me senté a la orilla agitado, me levanté y al voltear a recoger la cama, vi una mancha roja, era la sangre en mis trusas, recordé…

Pessoa tenía razón, el poder es el verdadero anarquista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: