CÉSAR HANK INZUNZA, “Tijuana es la capital cultural del estado”


Image

“Tijuana es la capital cultural del estado, las mayores demandas

y necesidades están en esta ciudad”

-César Hank Inzunza

Hace unos días tuve la oportunidad de conversar informalmente con César Hank Inzunza, nuevo representante del Instituto de Cultura de Baja California, Tijuana, y pude reconocer su disposición a utilizar su puesto político e influencia personal como un medio en beneficio de la comunidad. Sin el interés de realizar una entrevista nuestra conversación fue tocando detalles que consideré podrían conformar una visión distinta a la que los medios han presentado de él, y por ello decidí redactar este artículo.

Para un hijo cuyo padre es exitoso, famoso, o poderoso, la tarea de volverse un individuo que de por si ya es un reto, se vuelve aun más complicada. Tal situación se agravia si en los avances sociales y laborales del hijo, se entrecruzan los intereses y la trayectoria del patriarca, ante la opinión pública la sombra del padre estará presente y será un punto de referencia y comparación. César Hank Inzunza tiene este doble reto, familiar y público.

Desde las críticas de una supuesta “falta de proyecto”, una “escandalosa” vida nocturna, hasta la impugnación de que su nombramiento es el resultado de una “negociación política” (¿qué puesto político en México no se negocia?), es justo detallar que Inzunza ha desarrollado la labor de creador, promotor, productor, y es observador de la vida cultural local, nacional, e internacional, y conoce las limitaciones sociales que implica el creer que “la gente solo quiere circo”. Indudablemente carece de experiencia institucional, -pero no olvidemos que una representación es base en la formación política-, e Inzunza está conciente de que su desempeño en el ICBC será prueba que forje destino.

En nuestra conversación resaltó la necesidad de expandir los horizontes que hasta ahora han configurado la política cultural del estado en Tijuana, una apuesta a futuro cuya tarea comienza consolidando las discrepancias entre el mito y la realidad cultural de la ciudad, “menos circo, más educación”, define César, y juega cautelosamente con los detalles de medios, puesto que una visión propositiva implica cambios y es consabido que los sectores más conservadores se encuentran en la propia burocracia administrativa y podrían complicar sus fines, “no obstante, creo que el éxito es trabajar en equipo”.

“Tengo una copia de Newsweek de hace años en la que aparece en la portada el artista local, Sal V. Ricalde, declarando que ‘Tijuana es una capital cultural cosmopolita’, pero luego viene un turista norteamericano, europeo, o nacional, y no puede encontrar esa cultura. Mi propósito es hacer presente lo que de otra forma se quedaría en un mito publicitario.”

César trae una experiencia forjada en el ambiente musical, en las tradiciones ancestrales del indigenismo mexicano, y se identifica con las ideologías de izquierda por su dimensión social, fusión que configura un estilo propio de frontera. Quien duda de la representatividad política de Inzunza Hank, debería saber que es el primer funcionario del ICBC en Tijuana, ampliamente reconocido como actor cultural por las nuevas generaciones (15-29 años, 28.8%), algo muy positivo para el instituto que en los últimos años cayó en el aislamiento social.

Respecto a su imagen y a las anécdotas en torno a su vida, los sectores conservadores ven algo “negativo y de poco valor”, cuando se podría resaltar que sus vivencias son la antropología cultural que alimentan su sensibilidad hacia la ciudad. César sabe lo que es el caminar por Tijuana de noche, conoce sus recovecos, sus personajes, idiosincrasias, carencias, y necesidades, experiencia fundamental que marca la diferencia entre proyectos que en el papel “vuelan”, y que en el mundo real jamás despegan por impracticos.

El reto para César será verter su experiencia y conocimiento en un proyecto viable, inclusivo, y a la medida de la ciudad, una tarea noble y titánica en la que es necesario no sólo ser críticos, sino presentar argumentos, y/o sumarse al esfuerzo de Inzunza, desarrollando proyectos artísticos y culturales que practiquen lo que predicamos y demandamos. Tal vez en política estamos condicionados a reaccionar prejuiciosamente, pero cuando la situación nos muestra la diferencia es justo reconocerla y preguntarnos, ¿estamos a la altura de la oportunidad?

Anuncios

Un pensamiento en “CÉSAR HANK INZUNZA, “Tijuana es la capital cultural del estado”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: