EL FUTURO DE TIJUANA: CUANDO LA SOMBRA NOS ALCANCE


Imagen

El miedo es irracional y se enfrenta con información.

El peligro es real y se enfrenta con estrategia.”

GN

 

El gobierno municipal está entre la espada y pared respecto a una situación que se hace cada vez más desbordante: “Los ñongos, la nueva Cartolandia en el canal del Río Tijuana”.

 

Por un lado, las autoridades a falta de un programa robusto de atención social a los migrantes carece de las instalaciones y el presupuesto federal para lidear de manera “humanista” con las masivas deportaciones que devienen de la crisis financiera norteamericana de 2008, y que los gobiernos federales, estatales, y municipales no han asumido como “emergencia social”. El impacto negativo a la calidad de vida de la ciudad es visible, y a pesar de que la revista Newsweek dijo en el 2009 que Tijuana es “La Meca del arte en Latinoamérica.”, la inseguridad aumenta con las nuevas olas de deportaciones.

 

Tijuana ha sido reducida a una especie de “coladera humana” en la que el canal del río opera como un “ghetto” o “Apartheid” donde se concentra el desecho social de una política binacional fracasada: “Tijuana recibe cada día a unos 160 mexicanos deportados de Estados Unidos, ocupando el primer lugar nacional al captar al 34 por ciento de los paisanos repatriados a México.”

 

A estas alturas quién siga creyendo en el programa federal “Paisano” sufre un profundo conflicto de valores, y para que aclare su conciencia lo invito a caminar por el centro antiguo de Tijuana durante la mañana o tarde y se cruce con los nuevos “pobladores” tatuados hasta la cabeza que se mueven como manadas de lobos que huelen a semanas sin baño.

 

“El canal es el refugio obligado, o las zonas aledañas, y subsisten con una franela en la mano, ofreciendo sus servicios como limpiacoches, en las filas que los “emigrados”, hacen todos los días para cruzar en sus automóviles a Estados Unidos.”

 

Tijuana ha sido utilizada de dompe para todo tipo de desechos noerteamericanos, ahora entre las masas deportadas llega la escoria social hibridizada con todo tipo de aditamentos y anabólicos, entrenados en los barrios, seleccionados en el sistema penitenciario norteamericano, y deportados por el servicio de naturalización a Tijuana. Son seres salidos de cuentos de terror de la Edad Media que aprendieron el oficio del crimen organizado en el crisol del capitalismo posmoderno.

 

A esta visión post apocalíptica que se desarrolla por las calles del centro histórico antepongo la visión biológica que como organismo nos alerta a tomar conciencia y acción: la situación está a punto de volverse crítica, hay demasiados “depredadores” en una zona turística, banquera, transportista, educativa, recreativa, e institucional.

 

¿Cuánto falta para que la población flotante de los ñongos se multipliquen a grados incontrolables, o que se organicen o alguien los organice y comiencen a cobrar piso por el primer cuadro de la ciudad? Al ritmo que lleva el crecimiento de los deportados, -más de 150 por día y de estos un tercio son ex-convictos-, el aumento de los índices de inseguridad y criminalidad dan el pronóstico: si esto continua en la próxima década la Zona Norte se podría extender hasta la Colonia Cacho.

opener-Drugwar_Color0573

Cartolandia en el canal del Río Tijuana. Lado derecho: Puente México. “…previamente se tuvo que limpiar la zona de asentamientos humanos irregulares, uno de los cuales fue “Cartolandia” asentamiento de casas hechas de madera y cartón, prácticamente pegado al centro de la ciudad.”

 

1378462_527801707314680_266769960_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: