ENTRE LO REAL Y LA REALIDAD, NOTAS A LA DERIVA.


 
¿Cuál es la diferencia entre lo real y la realidad? -A lo real le importa una mierda tu realidad.
 
 
Si el cerebro es una máquina para solucionar problemas como indican los hallazgos de la neurociencias, implica lo obvio: podemos desarrollar nuestra inteligencia imaginando nuevos problemas y soluciones, el reto es dejar los crucigramas y sudokus para pasar a el juego de los futuros posibles. Esta forma de ver el futuro no tiene nada que ver con el esoterismo psíquico, la new age o metafísica, al contrario, se propone una forma lógica y progresiva para determinar el futuro, por ejemplo: una dieta, un plan de estudios, una rutina de ejercicio, un proyecto artístico, estas son formas de controlar el futuro porque implican planear y anticipar cómo alcanzar el objetivo. El control del tiempo nos dio el dominio de la cadena alimenticia; anticipar los movimientos de una presa o de un depredador fue fundamental. En este sentido el verdadero reto sería anticipar el porvenir; los accidentes, lo impredecible, lo inesperado, lo que absolutamente no se sabe que viene; el ritmo indeterminado del azar de las acciones y las decisiones de los demás, eso que para simplificar se le esboza con una imagen mística y se le llama “destino”.
 
 
Necesitamos un lugar para pensar, pero no todos lo lugares tienen respuestas que dar.
 
El pasado y el futuro conforman un molde en el que la vida toma la forma del presente.
 
Hay quienes quieren cambiar el sistema, y hay quienes solo quieren cambiar de juego.
 
La historia selecciona los aciertos, critica los errores, conjetura probabilidades, y pinta resultados probables. 
 
 
La gente cree que el cambiar implica ya no volver a sentir el impulso del hábito o del vicio. La diferencia reside en tener conciencia del hecho para obtener una posición de decisión. El impulso se sigue sintiendo y sabemos lo qué es, lo tenemos identificado, podemos reflexionarlo,- y tomar una decisión distinta-. Conforme ejercitamos esta nueva decisión en sus posibles efectos y consecuencias, las redes neuronales se reconfiguran y psicológicamente propician un “cambio” que eventualmente por la vicisitudes de la vida se reflejan en las redes sociales reales y virtuales. Este cambio no es político en el sentido clásico revolucionario, no obstante, en tiempos de simulación extrema e idiotez masiva el conocerse a uno mismo, apoderarse de uno mismo, y razonar por uno mismo, -a nivel simbólico-, implica un auténtico acto de subversión metapolítica porque altera el orden de la realidad consensuada.
 
El miedo es irracional y se enfrenta con información. El peligro es real y se enfrenta con estrategia.  
 
El camino de los malditos está pavimentado de incautos, inocentes, y uno que otro de su propia estirpe. 
 
La vida es en tiempo presente, la conciencia en primera persona, y la muerte es tan íntima como el nacimiento.
 
En la implosión de la inexistencia me encuentro exquisitamente vacío.
 
 
Al acabarse el día solo quedan cenizas con las que escribo poesía.
 

En la casa del polvo tomo dosis de realidad a secas, ¡salud!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: