ENTRE PREDECIR Y ADIVINAR


 

Predecir el futuro no es lo mismo que profetizar el porvenir. Predecir tiene que ver con planear, configurar, calendarizar, proyectar, escribir algoritmos, seguir recetas, instrucciones, etc., es la causalidad lógica, y el “eterno retorno”; las estaciones, los ciclos lunares, la gestación, el clima, los eclipses, etc.. Para Jaques Derrida, el futuro es la consecuencia de nuestras decisiones y el porvenir, lo absolutamente impredecible, lo azaroso, las causas desconocidas, lo que se escapa al análisis y la investigación, lo inesperado. Esta distinción semántica facilita comprender por qué el futuro se puede predecir, y el porvenir sólo profetizar, y nos enseña a valorizar y perfeccionar nuestros atributos intelectuales, porque hay gente que busca “poderes extrasensoriales” desdeñando los poderes naturales de su cerebro; otros, absurdamente reniegan en contra de la razón, la vida intelectual, el uso del argumento y la investigación para apelar a las “razones del corazón”. No saben que el porvenir está cerrado para los cerebros de proteína y carbono, que todas las mancias funcionan por sugestión, placebo, y profecía auto cumplida. La entropía hace que el “eterno retorno” aunque se repite, sea irreconocible e inesperado en los asuntos cotidianos. Por ello, predecir el futuro depende de nuestras intenciones y planes en el presente, y de que nos ciñamos a ejecutar las acciones necesarias que desencadenarán el escenario futuro de nuestra imaginación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: