¿QUIÉN DEFINE MI IDENTIDAD?


18._el_oficial_sin_identidad_reykjavik_islandia

Cada vez que tengo que realizar un procedimiento administrativo, descubro que el esquema del sistema carece de categorías profesionales donde me pueda ubicar como “multidisciplinario”, y tampoco el sistema permite que marque simultáneamente las categorías que identifican mis distintas actividades. Algunos me dicen que me identifique como “escritor”, pero el gremio de la literatura no me considera como tal, y claro, ni yo tampoco me identifico con esos perfiles conservadores y secos de la academia y las letras. Esta situación pareciera insignificante, pero es una demostración del reduccionismo sistémico que impone una plantilla que obliga al individuo a meterse en un “molde para galletas”, forzándolo a elegir una sola identidad/categoría (a costa de otros intereses y actividades) donde el sistema lo pueda clasificar, indexar, vincular al gran esquema social. La identidad, si no es creada por el propio individuo de acuerdo a sus intuiciones, inclinaciones, intereses, y actividades, tan sólo es una etiqueta vacía, un número abstracto, un código con el que el individuo “existe” ante el aparato de la administración y vigilancia estatista, claro, la gran mayoría así lo prefiere.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: