SER JOVEN Y NO SER REBELDE ES UNA ABERRACIÓN


Recently Updated1371- Me sorprende el mexicano adulto y de tercera edad, ¿por qué? -Durante las elecciones federales presidenciales pasadas se quejaban de que ‘la juventud es apática’, ‘no le interesa la política’, ‘no sabe de historia’, ‘no va más allá del activismo en redes sociales’, etc., y ahora que se organizan los estudiantes, que salen a marchar, que protestan violentamente, que destruyen los símbolos e infraestructura de las instituciones del sistema que les ha devorado el futuro y a sus compañeros, surge la moralina reaccionaria de los adultos y seniles mentales diciendo: ‘Se están pasando’, ‘bola de revoltosos’, ‘no dejan al presidente hacer su trabajo’, ‘protestar es violencia’, ‘maestros que enseñan a bloquear el tráfico son una mierda’, etc. Se les olvida que el bienestar del presente es el resultado del sacrificio de luchas sociales del pasado; que ningún sistema social comete suicidio, y que la destrucción es fundamental para la creación de algo nuevo y distinto; confunden el ser pacífico con la pasividad, y la inercia de la decadencia con la ‘experiencia’. El que no le hace resistencia al sistema es destruido por el mismo. La libertad no es ‘gratuita’, nadie la regala, mucho menos ‘el amo y señor’, es algo que se ‘arrebata’ al poder mediante la lucha social. Ser joven y no ser rebelde es una aberración que resulta en viejos reaccionarios y sin ideales.

2- Para salir mentalmente de la politiquería y el maniqueísmo de ‘izquierda y derecha’ que se está desatando a partir de los hechos de Guerrero y todas las ramificaciones implicadas, se debería tomar una postura METAPOLÍTICA para comprender la crisis y la violencia social desde un ángulo biológico, ¿por qué? -Los partidos de todo el espectro político pertenecen al poder de facto, el Estado, cuyo monopolio principal es la violencia, y cuya fuerza corruptora es innegable. Una perspectiva metapolítica permite comprender que es un error garrafal condenar y reprimir en vez de atender y escuchar la rebelión juvenil, ¿por qué? -Es en la juventud cuando el cerebro está en condiciones de adquirir ideales, y el cuerpo está dispuesto a luchar por ellos con la pasión y entrega que dan actualidad a un nuevo mundo, -negarlo significa sacrificar el futuro social-, porque los jóvenes a los que se les reprime su impulso de rebelión, -envejecen prematuramente, los ideales no llegan a germinar en sus mentes y se convierten en adultos reaccionarios-. Si no se adquieren los ideales de la justicia social, de la revolución permanente, y de las transformaciones hacia la evolución humana cuando se es joven, no se van a adquirir cuando se es viejo, porque el cerebro se ‘osifica’ con la edad, la mente se condiciona a la costumbre de los hábitos, y el cuerpo pierde la vitalidad y se llena de achaques. Aunque el viejo lo desee ya no puede, porque la tendencia biológica de la vejez es buscar la comodidad y el refugio para evitar el dolor, el sufrimiento, el peso de la vida y la memoria, y ante todo el miedo a la muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: