LA DESTRUCCIÓN CREATIVA COMO PROTESTA


a0e22c47-a912-4598-9165-bdea6ce0a58d

En la convergencia hay que estar a la cabeza y no irse de cabeza: La coyuntura demanda escuchar con oídos críticos los comentarios y spins de los conductores de la televisión y la radio (no dejarse atiborrar de imágenes y slogans), los medios intentarán enmarcar los actos de protesta como ‘rebeldía y violencia SIN CAUSA’; intentarán manipular la moral, chantajear el sentimentalismo y el miedo, y apelar a los ‘altos valores’, a ‘Dios’, al ‘futuro’, a la ‘economía’, a la ‘patria’. La destrucción de bienes y establecimientos de los grupos empresariales afectados están ASEGURADOS. Los reaccionarios en el exterior ya desprestigian las acciones de protesta de los manifestantes; los gringos horrorizados piden que se cierre la frontera y demandan que se invada México como si fuera su ‘patio trasero’. El presidente EPN está fuera como respuesta táctica de ajedrez (el rey muere al final) y ponerse a salvo y dirigir desde el exterior la contra: Las fuerzas protestantes deben asegurarse de tener un plan de contingencia, puesto que la respuesta del Estado será implacable y violenta. Al público hipnotizado por los medios es importante ayudarle a dar ‘el giro desapendejador’, para que abandonen posturas reaccionarias de ‘condena’ y ‘reproche’ hacia los jóvenes que demandan a el Estado admitir como VEREDICTO FINAL el paradero de los normalistas que ya todos sabemos. Es importante adquirir una visión filosófica e histórica para comprender la paradoja de la violencia social desde un ángulo no reaccionario: No hay creación sin destrucción, todo nacimiento es violento, todo cambio real le precede la destrucción, el caos precede el cambio. Es prioritario tener la disponibilidad para HACER DE LA DESTRUCCIÓN UN ACTO CREATIVO. En la crisis social, si no se opta por el cambio no regresaremos a la paz, se condena a la sociedad a caer en una espiral que conduce a una situación aun más abnegada y abyecta. El sistema tiene una historia de violencia. El sistema se transforma de crisis en crisis. Ningún orden social comete suicidio. Ningún orden social cambia voluntariamente. Ningún orden social dura para siempre. El sistema es un orden jerárquico. Todos los sistemas son reproducidos por humanos. Todos los sistemas pueden ser cambiados, porque el sistema es un programa mental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: