NARCO ESTADO PSICÓPATA, MASOQUISTA SOCIAL, Y MODELO MENTAL


Recently Updated160 1- El sueño global de la democracia mediática es creer que mediante las redes sociales se puede convencer al parlamento y a el ejecutivo de que “Ya nos cansamos”, y amenazarlos con “el mundo los está viendo”, como si el premio Nobel no se le diera a psicópatas de cuello blanco como: Theodore Roosevelt, Woodrow Wilson, Henry A. Kissinger, Shimon Peres, Barack Obama. Definitivamente, no podemos darnos el lujo de la desesperanza, pero debemos elegir críticamente nuestras acciones y preguntarnos: ¿Quiero seguir delegando mi poder a un representante, a un partido, a un Estado? ¿Quiero seguir jugando el juego de los partidos y las elecciones fraudulentas? ¿Necesito autoridades que me “escuchen”? ¿Acaso esta actitud demuestra mi codependencia masoquista y necesitada de paternalismo? ¿Por qué quiero seguir dependiendo de un narco-Estado-psicópata? ¿Me falta imaginación política o me sobra miedo y conformidad?

2- El coro dominante en la opinión pública es el que canta por desaparecer a los políticos corruptos “solamente”. Lo que tiene que “desaparecer” es el modelo mental que generó el problema y educar nuevas generaciones con un modelo mental libre de las “plagas” llamadas “tradiciones”, “costumbres”, “herencia”, “memoria”, “valores”, mismos que han generado el problema o como lo dijo Nietzsche, realizar una “transvalorización de los valores”. No obstante deberíamos aceptar que el shock psico social del mexicano (horrorizado porque vive con un psicópata, el Estado) es que por fin reconoce que tiene el gobierno que cultivó con todo su ser y cultura (la cultura de la corrupción, y la narcocultura), pero al igual que las víctimas con el “síndrome de Estocolmo” se ha enamorado o es codependiente del paternalismo de su depredador, y prefiere seguir “demandándole justicia”, sin comprender que el narco-estado-psicópata no siente empatía por sus víctimas (la clase política y la clase dominante están compuestas por depredadores de cuello blanco).

3- Un modelo mental plagado de “virus” genera un comportamiento que no puede superar el círculo vicioso en el que se encuentra atrapado. Esta enajenación se vive como neurosis, frustración, cinismo, y finalmente anomia. Si te has dicho a ti mismo o a los demás en conversaciones sobre política, “Eres un idealista, tus ideas son utópicas, sueños guajiros, no se puede hacer otra cosa, no podemos cambiar hasta que el poder lo permita”, estás operando bajo la consciencia del modelo mental que creó el problema (modelo patriarcal, autoritario, codependiente). Sólo una re-educación alternativa nos puede cambiar de modelo mental. Si no hacemos el intento por ser auto didactas, auto críticos, auto directivos, autónomos, será imposible superar las barreras ideológicas de nuestro modelo mental que controla nuestro comportamiento; y en lo familiar y educativo pasaremos a la siguiente generación una “plaga de virus mentales” llamados “tradición”, “cultura”, “herencia”, “memoria”, que volverá a actualizar la enajenación del círculo vicioso del sistema.

El Senado Mexicano prácticamente vacío mientras se leen las peticiones de padres de los 43 desaparecidos.

10834075_10152959997122069_1412699434_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: