INDEPENDENCIA INTELECTUAL VS CULTURA TRADICIONAL


estado-civil-libre-pensador

En la sociedad mexicana pocos tienen un compromiso profundo con las ideas, no es parte de nuestra cultura que tiende más al amiguismo y pasársela bien (socialización) que a desarrollar un pensamiento independiente. Este hábito genera situaciones en las que la gente se asocia políticamente en base a las relaciones y los intereses sociales, y no sobre las ideas. Los conflictos emergen cuando uno no comparte las causas políticas y es minoría entre un grupo, cultura, o sociedad. En mi caso, siendo tan distinta mi forma de pensar, me ha costado muchas relaciones el mantener mi independencia intelectual y el ser crítico de nuestra cultura tan cerrada, nostálgica, y tradicional. A pulso de voluntad de poder y preparación intelectual, he resistido el ser asimilado al estado mental dominante. Esta política mental la formulé en un escrito universitario titulado, “Resisto por lo tanto existo”, implicando que haces lo que eres y eres lo que haces, y si no resistes dejas de existir (Sarte/Descartes). Defender la identidad intelectual no es “pose arrogante” como muchos han creído o “soberbia intelectual”; es un amor a las ideas y al conocimientos como instrumento de transformación. Lo contrario son los individuos que hablan de ideas como si fueran películas, y jamás se comprometen con lo que piensan, viven en la esquizofrenia intelectual; piensan, dicen, y hacen acciones contrarias y desarticuladas entre si. Y uno de los errores frecuentes que se cometen en este tipo de culturas es el chantaje político; “Si eres mi amigo tienes que votar por mi partido”, “Gerardo es tijuanense y no sale a defender el puente”, etc. Las personas asumen y preenjuician, pero no se ponen a pensar, ni mucho menos se preguntan sobre las ideas y valores del otro, -o si se está infringiendo el derecho a pensar distinto-. Y si se llega a debatir críticamente en unos minutos degeneran en ataques personales y vulgaridades, porque en el fondo, inconscientemente consideran a las ideas “irrelevantes”, “adornos”, “excesos”, “actitudes pequeño burguesas”, “pláticas de café”, “metafísica”, “pérdida de tiempo”, y se justifican con el pensamiento reaccionario; “las acciones son más importantes y hablan más fuerte que las ideas”. No se ponen a reflexionar que por falta de crítica y teoría, los movimientos nacen y crecen “ciegos”, es decir, se busca hacer algo “nuevo y distinto”, pero vuelven a lo mismo y no llegan a descubrir la razón; es como el mito de Sísifo, se encuentran en la tautología, atrapados dando vueltas en la jaula de sus propios valores y no lo pueden ver, porque estos se han convertido en “ideología” (el pez no se pregunta acerca del agua). Otro hábito es asumir que porque eres amigo, hablas el mismo idioma, eres del mismo grupo étnico, género, preferencia sexual, o del mismo lugar, “automáticamente” tienes que solidarizarte con causas, movimientos, agrupaciones, aunque no estés de acuerdo con sus propósitos, valores, sentidos, orientación, ideas, etc. Indudablemente, el pensamiento disidente, complejo, vanguardista, y alternativo, requiere para su desarrollo y claridad de una dedicación extraordinaria, de mayor articulación y síntesis, de profundidad crítica y teórica, por ello el ser libre pensador no es cualquier cosa. Es la única forma civilizada y democrática con la que se puede defender la independencia intelectual y superar los conflictos sin llegar a las guerras, sectarismos, y separatismos permanentes. Es la basa sobre la que una nueva sociedad, sistema político, y económico, se deberían erigir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: