EL PUEBLO EN LUCHA NO QUIERE PARTIDOS NI SINDICATOS


6a1

Los padres de los normalistas de Ayotzinapa y los estudiantes han rechazado los ofrecimientos de AMLO, “Nosotros le decimos al señor Obrador, que tenemos más de seis meses en el plantón; que a los jóvenes nos los arrebataron la noche del 26 de septiembre y hasta el momento no ha venido a solidarizarse con los estudiantes ni los padres de familia. […] Para nosotros eso no es novedoso, no vamos a creer en las palabras de ningún político; si Andrés Manuel López Obrador defiende las elecciones es porque él cree que esa es la vía para resolver los problemas, pero nosotros tenemos situaciones muy serias y seguimos en la lucha.” De la misma manera los jornaleros en huelga en San Quintín se deslindan de los partidos y de los sindicatos mexicanos. Y lo curioso es cómo la gente que se cree “progresista” y en “pro del cambio” se enardece cuando se promueve y defiende el “abstencionismo político”; piden todo tipo de pruebas y argumentos y atacan hasta el fanatismo, pero no logran reconocer que al seguir el camino oficial de las elecciones, se posicionan del lado equivocado de la historia; del lado del narco-Estado-fallido en vez del lado del pueblo que lucha y pide boicotear el pacto social con los gobernantes (las elecciones son el mecanismo mediante el cual se delega el poder ciudadano al Estado). Los eleccionistas, por así decirlo, argumentan que sin la participación ciudada en las elecciones “será imposible crear un gobierno y caeremos en el caos”, no obstante, los habitantes de Cherán, Michoacán, nombrarán a sus próximas autoridades sin partidos políticos, campañas, spots publicitarios, despensas, y sin credencial de elector y a “mano alzada”, -esto es lo que se llama “democracia directa”-. Los eleccionistas no logran comprender que la “democracia representativa” (candidatos, partidos, representantes, credenciales, INE) está en crisis y cada día son menos los que creen en los políticos (todos quieren el poder para apoderarse de todo lo que sea posible), y a pesar de sus diferencias ideológicas son una sóla “clase”, la partidocracia, en la que ningún partido entra al juego electoral sin pactar con el poder para recibir su presupuesto de campaña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: