ANTI HIPNOSIS SOCIAL


0416

La creación mediática de la incoherencia y la confusión, es la condición ideal para producir la hipnosis social (el trance de la obediencia y aceptación del orden y el poder), porque la respuesta natural de la mente ante las realidades contradictorias y confusas, es el embotarse en el trance hipnótico. ¿Por qué es tan fácil hipnotizarnos? -Somos animales sociales y estamos abiertos a todo tipo de sugestiones, la hipnosis es natural en el humano, pero la prisión hipnótica es por diseño. La prisión hipnótica se construye mediante dos principios inseparables: “La percepción es irracional” y “el discurso mediático es hipnótico”. Para ser hipnotizado no se requiere cerrar los ojos o estar dormido, porque la hipnosis no es un “sueño”, es autosugestión y persuasión. El precio de la hipnosis social es la regresión a un estado de subjetividad larvaria, porque en un ambiente saturado por la repetición de imágenes y mensajes, la hipnosis social limita la capacidad de pensar críticamente y de tomar decisiones; sin opción de comparación no hay forma de saber qué deseas realmente, ni de conocer objetivamente dentro de qué vives y existes. ¿Qué es la hipnosis social? -Es el mecanismo de formación de esa masa humana que permanece inerme frente a la pantalla televisiva, cibernética o frente a una valla, aparador, o espectacular, creyendo que no paga un alto precio por ello, sólo porque el mensaje onmipresente representa el goce, el deseo, el placer, el bien, el amor, la patria, el orden, la justicia, el éxito, etc. Estar hipnotizado por el sistema, no es ser un “zombi”, sino pensar que se es algo que no se es, —es la inautenticidad como “individualidad”—. La salida de la hipnosis social es la desilusión, el romper el trance, el reducir el estímulo televisivo, cibernético, y espectacular, para impedir que la percepcion sea atrapada externamente, y mediante ella se nos domine externa y telemáticamente la conciencia y la voluntad. La opción de romper el trance hipnótico social, tiene muchos beneficios, el primero es la salud; al desconectarte de la hipnosis social, el exceso de ansiedad, angustia, depresión, y estrés, se reduce. Libertad, en una civilización inmersa en una simulación mediática, es crear opciones de comparación ante la imposición de seguir inmersos y embebidos en la repetición de lo mismo: La fijación de la hipnosis social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: