TRUMP: la contra revolución fascista


mearone-monoploy

 

Los medios llaman ‘una revolución anti stablishment’ al triunfo de Trump, pero no se dejen engañar, el fascismo es una ‘revolución fracasada’ porque solo propone un regreso fundacional a ‘ley, orden, familia, patria, y dios’, ¿y qué hay de ‘revolucionario’ ahí? ¿acaso no son las ‘piedras fundacionales’ del stablishment? Que Trump no haya sido el candidato de Wall Street o del complejo industrial militar, no lo hace un ‘revolucionario’, porque tampoco es el candidato de ‘los sin casa’ de main street, ni de los liberales de Broadway o de los hipster de Hollywood Boulevard. El fascismo es un tutti fruti ideológico, una mezcla de incongruencias absurdas y de ahí su fracaso como filosofía política, ya que es más un apriete y penetre de las fuerzas del orden, que un ‘cambio revolucionario’. Por estas razones es equivocado identificar a Trump con el nazismo y asociarlo con la swastika. Hitler si tuvo una filosofía, Trump es un pugilista cuya política ad hominen (a cada hombre le presenta la cara que quiere ver) ha sido su éxito, y ahora sigue siendo un misterio, ¿quién es el verdadero Trump? —Hay que esperar un poco para ver quién realmente es Trump ante el congreso y el resto del mundo—.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: